Skip to main content

El BMW i3 dejará de fabricarse en verano por estos motivos

BMW i3

Mario Herráez

22/02/2022 - 07:10

El BMW i3 va a dejar de fabricarse este verano. ¿A qué se debe su adiós? Pongamos en valor al urbanita, que fue un adelantado a la moda.    

El modelo que supuso el comienzo de la era eléctrica en BMW se despide: el BMW i3 dejará de fabricarse en verano. La desaparición de primer coche eléctrico de la marca supone entregar el testigo a una nueva generación de modelos de cero emisiones, pero, ¿por qué dejar de fabricarlo en vez de darle continuación con una nueva generación?

El primer pensamiento podría ser el de su vejez. Aunque no lo parezca, el i3 lleva ya casi una década a la venta: se lanzó en 2013, convirtiéndose en uno de los pioneros de un segmento que, a día de hoy, está cada vez más concurrido.

Tras nueve años en liza ha cumplido (y podríamos decir que hasta superado) su ciclo de vida natural, así que se abrían dos posibilidades para la marca bávara: preparar una nueva generación o dar por terminado al modelo.

La compañía ha optado por la segunda opción y el motivo por el que lo ha hecho es por que los tiempos han cambiado y ya no se ajusta a lo que los clientes buscan en un eléctrico. Esto lo ha hecho saber un portavoz de BMW, como recoge Automotive News Europe.

VIDEO

VIDEO: BMW i3, el eléctrico premium

Según la información, consideran que, aún siendo un producto bueno, los conductores quieren que sus vehículos de cero emisiones sean más grandes y ofrezcan más espacio interior.

Es algo que se puede observar viendo el mercado, puesto que la tendencia de muchas marcas es la de lanzar sus EV pertenezca a los segmentos C o superiores y en muchos casos en formato SUV.

Sin embargo, cuesta creer que no haya mercado para utilitarios y urbanitas eléctricos, puesto que es la ciudad el ámbito más propicio para estos vehículos, donde más partido sacan a sus baterías y donde éstas pueden ser más pequeñas, ligeras y con menos autonomía por el tipo de uso que se hace de los coches con este enfoque.

De nuevo, mirando al mismo mercado, hay ejemplos a patadas de ellos: el nuevo Fiat 500, el Renault Twingo que se ha reconvertido a eléctrico en exclusiva, el Dacia Spring, etc.

Reemplazos no directos

Parece más lógico que su desaparición se deba a la creación de una nueva gama eléctrica que se quiera desligar del BMW i3, que fue un adelantado, pero que ahora representaría una etapa previa dentro de la historia de BMW.

Además, aunque no vaya a haber una segunda generación como tal, su espíritu se va a recoger en otros modelos del grupo que harán las veces de coches de acceso. Como recogió en su día Autocar, dos de ellos serían la segunda generación del Mini eléctrico y el BMW iX1, que será la versión de baterías del todocamino compacto.

El adiós a una propuesta interesante

Es de esperar que en el futuro los BMW i3 se revaloricen por lo que han supuesto para la marca alemana. En un momento en el que los eléctricos todavía sonaban a futuro lejano, el i3 puso sobre la mesa un modelo que, en sus compactas dimensiones, ofrecía un espacio interior reseñable, un diseño rupturista y unas autonomías bastante aceptables.

Es más, introdujo novedades como, por ejemplo, el chasis de fibra de carbono en un modelo del segmento, o detalles de lo más llamativos como las puertas traseras de apertura suicida. 

Es más, el urbano no dejó de evolucionar y a lo largo de casi una década experimentó aumentos de potencia hasta alcanzar los 170 CV en su versión base y los 184 CV en la deportiva i3s, combinados con un decente rango de acción de 310 kilómetros.

Por último, no nos olvidemos que en su gama tuvo versiones REX de lo más interesantes. Estas variantes de autonomía extendida empleaban un pequeño motor de gasolina de 38 CV cuya única función era la de actuar como generador para ampliar el alcance del modelo.

No diremos que esta tecnología haya caído en desuso (la inminente versión ePower del Nissan Qashqai tiene una propuesta similar), pero no son todo lo populares que deberían, sobre todo en esta época de transición en la que la infraestructura de recarga eléctrica está todavía muy verde.

Este artículo fue publicado en Autobild por Mario Herráez.

Y además