Skip to main content

El parasol transparente ya no es cosa de ciencia ficción: así es la solución que ofrece Bosch

Virtual Visor de Bosch, parasol con inteligencia artificial

Bosch

13/01/2020 - 10:47

Hay numerosas circunstancias que pueden hacer que la conducción se vuelva peligrosa. En lo que respecta al clima, lo primero que suele venir a la mente de todos es la lluvia o la nieve. Pero hay un factor bastante más sutil que también puede convertirse en nuestro enemigo en carretera: la luz solar. 

Los deslumbramientos en carretera no se dan solo por las luces de otros coches, y el exceso de luz en determinadas épocas del año puede hacer que acabemos involucrados en un accidente. 

Como solución, Bosch ha lanzado en el CES 2020 el Virtual Visor, un parasol transparente que promete solucionar los problemas de visibilidad y deslumbramientos, y mejorar por tanto la seguridad al volante. 

Según datos de la DGT, el 5% de accidentes de tráfico son causados por deslumbramientos, principalmente durante el amanecer y el atardecer. Y bloquear la luz solar cuando estamos conduciendo es a veces una tarea complicada. 

Los parasoles que incluyen los vehículos actuales no son siempre útiles, y tienen el grave defecto de reducir la visibilidad que el conductor tiene de la carretera. Por ello, Bosch ha diseñado el Virtual Visor para abordar todos estos problemas.

Tal y como podemos leer en Autobild.es, el dispositivo consiste en una pantalla LCD transparente con una cámara que enfoca al rostro del conductor. Mediante la inteligencia artificial que el Virtual Visor tiene integrada, la cámara localiza los ojos del conductor y las variaciones de luces y sombras en la cara. 

El algoritmo analiza entonces la luz que entra en el vehículo y el rango de visión de quien va al volante, y después oscurece zonas concretas del Visor para crear una sombra sobre los ojos. 

Parasol de coche Virtual Visor de Bosch

Bosch

Es decir, este parasol no genera una sección oscura frente a la cara (lo que bloquearía la visibilidad), sino que oscurece la zona por la que entran los rayos de luz que inciden en los ojos del conductor, creando así una sombra que protege la visión del exceso de luz. 

Tal como explica Jason Zink, uno de los expertos de Bosch Norteamérica, esto es un elemento clave del diseño debido a que durante las primeras fases de desarrollo de este producto, descubrieron que los usuarios tienden a ajustar los parasoles tradicionales de modo que creen sombras sobre los ojos.

Dado que la mayor parte del parasol se mantiene transparente, es un sistema considerablemente seguro. Y además la IA del Virtual Visor trabaja en tiempo real, por lo que si el ángulo por el que entra la luz cambia, el algoritmo desplaza las zonas oscuras para seguir siendo efectivo. 

Además, en caso de que el Virtual Visor falle de alguna manera durante su uso, está diseñado para que sencillamente toda la pantalla se oscurezca, convirtiéndolo en un parasol tradicional en vez de volverlo totalmente inservible. 

Lógicamente un dispositivo tan avanzado es bastante más caro de producir que el simple rectángulo de plástico del que están hechos los parasoles tradicionales. Pero parece uno de esos casos en los que el coste merece la pena, y dado que ocupa lo mismo que un parasol común, podría instalarse en numerosos vehículos sin necesidad de grandes modificaciones

El Virtual Visor se ha llevado un Premio de Innovación en el CES 2020, y al parecer Bosch ya está en contacto con varias marcas de vehículos, por lo que quizá no tardemos demasiado en ver estos dispositivos instalados en nuevos vehículos.