Skip to main content

Así será el certificado obligatorio para patinetes eléctricos que regulará el sector

patinete electrico

Depositphotos

17/11/2020 - 09:43

Se acerca el certificado para patinetes eléctricos con el que se espera regular un sector donde no dejan de crecer el número de modelos y características.

Lo que parecía una tendencia hace un año ahora se ha transformado en un movimiento casi imparable. La llegada de un buen número de fabricantes a nuestro país y la pandemia del coronavirus que ha empujado a usar otros modos de transporte urbano han provocado a que el patinete eléctrico se expanda a un ritmo cada vez más acelerado.

Desde que llegaron estos vehículos a España se vivió algo de controversia por saber cómo había que circular con ellos o por el gran número que se abandonaban en las aceras tras ser utilizados. Sin embargo, parece que se ha ido amoldando el uso a la reglamentación, aunque pronto va a haber un nuevo cambio con la actualización del Reglamento General de Vehículos y de Circulación.

El Consejo de Ministros ha aprobado un reglamento que aglutina estos vehículos bajo la denominación de Vehículo de movilidad personal (VMP) que se debe ajustar a unas características, según La Vanguardia.

Un patinete eléctrico será un vehículo de una o más ruedas con un solo ocupante y que se desplaza gracias a un motor eléctrico con una velocidad máxima de 25 km/h. Además, solo podrán tener asiento si implementan un sistema de autoequilibrado.

¿Y qué supone esto? Lo primero es crear una categoría de vehículos en el marco legal para poder aplicarle la normativa sin lugar a las dudas. Pero también que deberán cumplir un requisito clave: el certificado de circulación.

Este certificado servirá para "garantizar el cumplimiento de los requisitos técnicos exigibles por la normativa nacional e internacional recogidos en su manual de características, así como su identificación”.

La aplicación de esta normativa no será inminente y se empezará a trabajar en ella hasta que se acabe por publicar en el BOE, entonces pasará a ser obligatoria. Los criterios estarán basados en los solicitados por la DGT, pero también por la Unión Europea y los nuevos vehículos que lleguen a un área en el que se vivirá una gran progresión en los próximos tiempos.

Se espera que el certificado sea obligatorio a partir de finales de 2022, por lo que habrá tiempo para ver si además de categorizar los patinetes eléctricos se solicita algún tipo de documentación a los conductores. Lo único claro es que ya se empieza a trabajar en esta dirección.