Logo Computerhoy.com

El coche eléctrico del futuro funciona con agua salada y tiene una autonomía de casi 1.000 km

Motor
Coche eléctrico

El objetivo de los coches eléctricos es conseguir ofrecer grandes autonomías (más de 500 km efectivos) y tiempos de recarga muy rápidos. Pues bien, hay una marca que parece haberlo conseguido.

El coche eléctrico es el futuro de la movilidad. Bueno, el coche de hidrógeno también, pero hoy vamos a hablar de los coches eléctricos. En concreto de un modelo que promete solucionar los grandes hándicaps del EV.

Como bien sabes, el coche eléctrico tiene un montón de problemas que hacen que comprarse uno no sea todo lo interesante que podría ser. Sobre todo si nos fijamos en el tiempo que se necesita para cargar una batería y la autonomía efectiva que estos tienen.

Por suerte, el supercoche eléctrico Quantino podría ayudar a cambiar todo eso. Este supercoche, que está siendo desarrollado por la empresa nanoFlowcell, utiliza un tipo especial de mezcla de agua salada que la empresa denomina electrolito bi-ION.

El Quant48, que ya lleva más de cinco años en el mercado, ha demostrado una y otra vez que la tecnología de nanoFlowcell que impulsa este supercoche eléctrico tiene mucho que ofrecer.

Y ahora, la empresa quiere dar un paso más, trabajando en un nuevo roadster 2+2 que ofrecerá un kilometraje y unas prestaciones aún mejores. Parte de lo que hace  de autonomía con una sola carga de depósito (porque no tiene batería como tal).

La autonomía nunca más será un problema

Pero tampoco tendrás que preocuparte de cargar este vehículo eléctrico después de cada viaje. En su lugar, solo hay que llenarlo con la mezcla de electrolitos bi-ION de la compañía, de forma similar a como se llenaría el depósito de un coche normal en la gasolinera.

Al ofrecer unas opciones de repostaje tan rápidas, el superdeportivo eléctrico Quant puede ser quien solucione el eterno problema de los larguísimos tiempos de carga, por mucha carga rápida que se inventen los fabricantes.

Rimac Nevera

Por supuesto, incluso con las cosas buenas que estamos viendo de nanoFlowcell, empresas como Tesla siguen liderando el mercado con vehículos eléctricos que dependen de baterías que hay que esperar para recargar completamente.

La tecnología de electrolitos bi-ION puede ser una (de las tantas) que consigan hacer del coche eléctrico una opción de movilidad real y factible. Esperemos que sea durante esta década.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además