Skip to main content

Coche híbrido o diésel, cuándo interesa cada uno

Un PHEV de precio rompedor
user

23/01/2020 - 20:35

Los mejores coches híbridos cada vez están más extendidos. A la espera de que se acaben de asentar los que tienen un sistema de propulsión completamente eléctrico, las opciones que ofrece el mercado son cada vez mayores. Y a la gente ya no le parece tan extraño decantarse por un híbrido. Eso sí, puede ser de GNC, de GLP o eléctrico, como principales opciones. Además, los hay enchufables y no enchufables. Pero parece que los coches diésel todavía no han muerto, ni mucho menos. Ahora bien, ¿cuándo interesa un coche híbrido frente a un diésel? Lo vemos.

¿Es mejor un coche híbrido o un diésel?

Lo primero que debes saber es que un coche diésel sigue siendo una opción más que válida si eres una persona que viaja mucho y que, por tanto, haces una pila de km al año. Con las actuales regulaciones anti contaminación, los propulsores diésel son mucho más limpios que hace tan solo unos pocos años. Así que no te sientas el demonio reencarnado por utilizar un vehículo con un motor de gasóleo. Cada vez gastan menos y eso también se nota en el bolsillo, y es una de las grandes razones para hacerte con uno. Pero la gran pregunta es, ¿cuándo interesa un coche híbrido en vez de un diésel?

Lo más inteligente es comprar un coche nuevo con un sistema híbrido cuando haces un número de km que no sea demasiado, pero que tampoco te pases todo el día en la ciudad. De hecho, no le tengas miedo a los coches eléctricos por autonomía. Hoy en día ya hay opciones muy buenas y si lo utilizas mucho para ir a la compra, al colegio a recoger a los niños, al trabajo, etc... es decir, mayoritariamente dentro de la ciudad, te interesa. No obstante, si te niegas en rotundo siempre puedes hacerte con un híbrido enchufable.

Hyundai Ioniq eléctrico

Los coches híbridos enchufables tienen la etiqueta de 0 emisiones de la DGT, siempre que su autonomía eléctrica homologada sea superior a 40 km, lo que se cumple en cualquier modelo de este tipo que te estés planteando comprar. Con ellos no contaminarás nada por la ciudad y te olvidarás de las restricciones, por no decir que el consumo en comparación con el de un motor 100% de combustión es sencillamente ridículo. ¿Lo malo? Necesitarás tener un enchufe para cargarlo en casa, o como mucho en el trabajo. Si no, no tiene ningún sentido.

Pero si haces entre 10.000 y 15.000 km al año, por ejemplo, sí que te interesa un coche híbrido frente a un diésel; hablando en este caso de los no enchufables. El consumo de un vehículo compacto de este tipo suele rondar, en conducción real, unos 5 l/100km. Cifra que pocos diésel están en condiciones de igualar siempre que nos refiramos a los números verdaderos. Además, tienes la etiqueta ECO de la DGT, con la que se tiene mucha más permisividad y beneficios que con las C o B. Por último, los precios han ido bajando y cada vez son más baratos. Y a ti qué te interesa más, ¿híbrido o diésel?

Este artículo fue publicado en Top Gear por Víctor Delgado.