Skip to main content

Los coches son cada vez más caros: estos son los motivos

Coche deportivo

12/03/2019 - 21:30

El pasado 1 de enero todos celebramos la llegada de 2019 con la alegría que supone cualquier cambio de año. Sin embargo, el nuevo ejercicio ha traído consigo algo que no nos gusta tanto, un aumento del precio de los coches que perjudica, claro está, a nuestros bolsillos.

Y ojo, porque este ascenso de las tarifas puede llegar a ser más pronto que tarde de entre 1.500 y 2.000 euros. ¿Y por qué se ha dado esta situación?

Existen dos grandes causas, concretamente las siguientes.

Europa aprieta con las emisiones

La Unión Europea es una de las grandes responsables del aumento del precio de los coches. O más bien, la normativa anti emisiones prevista. Recordemos que en 2021 las marcas tendrán que tener unas emisiones medias de 95 g/km de CO2 para evitar una multa considerable.

Ésta será de 95 euros por gramo superado y por unidad. Se trata de un objetivo bastante optimista, con lo que los diferentes fabricantes necesitar ir ahorrando para que en dos años las previsibles multas que recibirán no descuadren sus cuentas.

Esta normativa también ha provocado que las marcas de coches tengan que invertir importantes sumas de dinero en el desarrollo de nuevas tecnologías. Por ejemplo, muchos motores de hoy en día emplean materiales más ligeros y costosos que deriva en un aumento del precio de los coches.

Y todo ello sin olvidar la transición hacia las mecánicas eléctricas que estamos empezando a vivir. Los departamentos de Investigación y Desarrollo necesitan dinero, y éste llegará en parte directamente de nuestras cuentas.

El WLTP también juega su papel

Tubo de escape coche

El nuevo protocolo de homologación de consumo y emisiones WLTP debería haber entrado en vigor ya, pero una moratoria concedida por las autoridades ha posibilitado su aplazamiento hasta 2021. El objetivo de éste es ofrecer unos datos teóricos más realistas que los que daba el anterior ciclo NEDC, en el que se daban diferencias brutales respecto a la realidad.

El problema que provoca el WLTP es que las emisiones teóricas de los vehículos crecen, con lo que muchos que no pagaban impuesto de circulación ahora sí tienen que hacerlo. Otros modelos también se ven afectados al cambiar el tramo impositivo que les afecta. Se habla que, de haber entrado en vigor en el momento en el que estaba previsto, los coches serían hoy una media de entre 1.500 y 2.000 euros más caros. Las cifras que ofrece Faconauto al respecto asustan. Actualmente sólo pagan impuesto de matriculación el 20% de los coches nuevos, mientras que si estuviese en vigor el WLTP sería el 80%.

Estos son los coches eléctricos con mejor relación calidad-precio ahora mismo

A pesar de la moratoria, el WLTP sí que se nota ya en el precio de los coches, porque en el presente se usan unos datos correlacionados entre el anterior ciclo y el nuevo, con lo que los baremos no son tan condescendientes como antes. Eso sí, en lugar de incrementarse las emisiones oficiales de los vehículos en un 20%, lo han hecho en un 5%. Nos podemos dar con un canto en los dientes.

De esta forma podemos concluir que 2019 es un buen año para comprarse un vehículo. Sí, es cierto que el precio de los coches ha subido respecto a 2018, pero como te esperes un par de años más sí que vas a notar un ascenso del coste de los que hacen realmente daño.

Ver ahora: