Logo Computerhoy.com

Qué es la conducción en modo ‘flow’ y por qué es tan peligrosa según la DGT

La Dirección General de Tráfico advierte que el estilo de conducción flow que usan los moteros en la ciudad puede ser muy peligroso, prácticamente traduciéndose en accidentes en carretera.

Motorista en hora punta

DepositPhotos

Foto del redactor Chema Carvajal

La DGT explica que la motocicleta es el medio de transporte más peligroso, existiendo un riesgo 17 veces mayor de fallecer viajando en moto que en turismo, por kilómetro recorrido, claro.

Solo en ciudad es 32 veces más arriesgado que viajar en turismo; 4 veces más que hacerlo en bici; 3 veces más que ir a pie y 450 veces más que en autobús, según datos del estudio Safer City Global Benchmarking for Urban Road Safety de la OCDE.

Además, el motorista suele ser el que sufre los daños más graves en los accidentes. No hay duda de que el motorista, que no solo impacta con su cuerpo contra el vehículo, sino que lo hace contra el asfalto, tiene todas las de perder en todos los accidentes.

En este sentido, la DGT informa de un comportamiento detectado en motoristas muy curioso: la conducción en flow. Una investigación realizada por Falko Rheinberg, de la Universidad alemana de Potsdam, analizó la experimentación de un estado de flujo o flow, al conducir una motocicleta.

En este estado, "una persona se sumerge completamente en una actividad; disminuye el control y la reflexión conscientes; su estilo de conducción se hace más arriesgado y más rápido de lo que sería adecuado".

Esto es todo lo que los radares de la DGT descubren de ti (además de la velocidad)

Esto es todo lo que los radares de la DGT descubren de ti (además de la velocidad)

Los radares forman ya parte de las carreteras españolas, los conductores se han acostumbrado a convivir con ellos a pesar de lo mal que sienta que te multen. Sin embargo, muchos no son realmente conscientes de todo lo que son capaces de hacer estos dispositivos. 

Lee la noticia

La sensación de flujo suele estar acompañada, por tanto, de una velocidad excesiva y solo se abandona cuando el afectado experimenta una fuerte distracción:una sorpresa o un miedo repentinos. En el tráfico rodado, esto suele ir vinculado a un casi accidente.

Por todo esto, desde la Dirección General de Tráfico piden a los motoristas que, por su salud y su integridad física, cuando conduzcan lo hagan con precaución, control y tranquilidad, porque la velocidad es el mayor enemigo del conductor y del motorista en particular.

Un accidente en coche suele no acabar en fallecimiento, pero un accidente en moto tiene muchas más posibilidades que desemboque en muerte, de ahí el especial cuidado que deben tener todos aquellos que se enfrentan al asfalto desde la comodidad de las dos ruedas. Es divertido, pero peligroso.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.