Skip to main content

Así es el Dacia Logan que ha competido en las 24 Horas de Nürburgring

Dacia Logan y Porsche en las 24H Nurburgring
24H Nurburgring

Adrián Mancebo

17/06/2021 - 19:35

Si no lo ves, no lo crees: un equipo ha participado en las exigentes 24 Horas de Nürburgring con un Dacia Logan del año 2007. Y no, no han acabado últimos.

Cuando hablamos de las 24 Horas de Nürburgring, hablamos de una de las carreras de resistencia más duras del mundo, donde solo los grandes pilotos se atreven a participar con los GT de competición más sofisticados y avanzados del mundo. Sin embargo, en Nürburgring hay lugar para todo tipo de vehículos… incluso a pesar de que un mínimo error puede suponer un fuerte accidente. Este Dacia Logan de 2007 asumió el desafío junto al equipo Ollis Garage en la edición de 2021.

Hay quien dice que lo importante es participar… una frase que, habitualmente, no existe en las carreras de coches, pues todos los pilotos que toman la salida en una prueba automovilística sueñan con ganar la carrera o, como mínimo, superar a su compañero de equipo. Sin embargo, el manido dicho sí que puede aplicarse al Dacia Logan de las 24 Horas de Nürburgring, un vehículo que, sin duda, corrió en su propia liga.

Si pensamos en las 24 Horas de Nürburgring, pensamos automáticamente en los Porsche 911, BMW M6, Audi R8 LMS o Mercedes AMG de última generación y un emocionante duelo por la victoria, en una parrilla de más de 100 coches, bajo la lluvia, de noche y ante miles de aficionados que vibran con cada una de sus vueltas al Infierno Verde. Pero Nürburgring está abierto incluso a participantes más humildes, amateurs y que su participación – y ojo, llegada a meta -, ya es toda una proeza.

Dacia Logan Nurburgirng
Circuito de Nurburgring

El Dacia Logan del equipo Ollis Garage se llevaría el premio del público si lo hubiera. Esta escudería alemana ha participado en diferentes carreras desde el año 2014, a veces con un Renault Clio RS y otras con el Logan, un modelo equivalente al de producción basado en el que participó en la copa monomarca Dacia Logan Cup en 2007, aunque con algunas evoluciones. Una de ellas se encuentra en el motor, que ha pasado de la unidad de serie de 90 CV al motor de 2.0 litros de 165 CV de un Renault Mégane. Además, los frenos de tambor traseros se han sustituido por los de disco y los delanteros han aumentado su tamaño. También se ha aligerado su peso y se han instalado llantas de competición y un alerón trasero, así como otros elementos de seguridad

Los pilotos Oliver Kriese y Jürgen Bussmann ("DOOM"), socios de un taller en Münster que ha sido germen del proyecto, junto con Michael Lachmeyer y el Youtuber Misha Charoudin se encargaron de meter al Logan, o “Logini”, como le llaman con cariño, en el Infierno Verde. La carrera de este año fue acortada por las condiciones meteorológicas adversas, pero ni el tiempo ni los 165 CV de potencia ni los más de 13 minutos que tarda en dar una vuelta al circuito o que ni siquiera alcance los 200 km/h de velocidad máxima, fueron impedimento para llegar a meta y ver la bandera a cuadros. El equipo finalizó en la posición 98º de 121 participantes… y en el cuarto puesto de cinco participantes en la clase SP3, por delante de un Opel Manta que abandonó.

Como no puede ser de otra forma, el Dacia Logan despertó un gran interés por parte de periodistas, comentaristas y aficionados de todo el mundo, que consideraron un auténtico desafío su sueño de completar la carrera. Y ojo, porque el año que viene quieren volver… ¡con un segundo Logan! 

Este artículo fue publicado en Top Gear por Adrián Mancebo.

Y además