Skip to main content

Así debes llevar a tu mascota dentro del vehículo para no ser multado

Perro dentro de un vehículo

DepositPhotos

23/06/2021 - 17:45

Esto es todo lo que podrías estar haciendo mal a la hora de llevar a tu mascota dentro de tu vehículo.

Ya estamos en verano, y con ello las vacaciones, las de toda la familia, incluidas las mascotas, y todos mereciéndose días libres, disfrutando de la montaña, del sol, de la playa y, en definitiva, para aprovechar unos días de descanso muy necesarios.

El principal problema es que hay muchos conductores que no saben cómo llevar a las mascotas dentro de los vehículos, infringiendo la ley, y por eso la Dirección General de Tráfico ha lanzado una serie de recomendaciones para que sepamos llevar de forma adecuada a nuestros queridos animales cuando viajemos.

Curiosamente no hay ninguna ley específica de la DGT que nos diga exactamente cómo deben transportarse las mascotas, pero en general lo asimilan al transporte de otros tipos de elementos y que jamás deberían interferir en el conductor ni en los acompañantes.

De esta manera, el conductor está obligado a que las mascotas jamás intervengan en el campo de visión, que tampoco afecten a la atención, que garanticen su propia seguridad y la del resto de los tripulantes y, muy importante, que jamás la mascota esté suelta dentro del coche.

Y es que uno de los errores que cometen muchos conductores es dejar a su mascota dentro del vehículo totalmente suelta, algo que es tremendamente peligroso porque en cualquier momento pueden distraer al conductor, saltar a los asientos delanteros o incluso salir disparados en algún frenazo brusco.

Según avisa la DGT, en cualquier frenazo brusco el animal podría salir despedido de forma violenta, y no obstante, en caso de un accidente a una velocidad de 50 km/h, el peso de la mascota se multiplicaría por 25.

Cabe aclarar, que de no llevar a nuestro perro, gato o a cualquier otra mascota en el coche sujeto en su interior, el conductor podría soportar multas de hasta 500 €. Hay sanciones mínimas desde los 80 € si el animal va sujeto pero no de forma correcta, y hasta los 200 y los 500 € en caso de que el animal esté suelto, y encima haya invadido el espacio del conductor, o incluso viaje a su regazo. En este último caso, además de los 500 € de multa implicaría la retirada de seis puntos del carnet de conducir.

Según un estudio de RACE, un 11,5 % de los conductores confiesan no utilizar ningún sistema de retención para sus mascotas, con lo que ya estarían infringiendo la normativa de seguridad vial y podrían ser perfectamente multados.