Skip to main content

Descuidos frecuentes con el coche que pueden derivar en multas graves

Multa de tráfico Guardia Civil

22/11/2019 - 15:29

La seguridad de los vehículos depende en gran medida de que tengan un adecuado mantenimiento. Por este motivo, la Dirección General de Tráfico penaliza con cuantiosas multas algunos descuidos frecuentes que suelen tener los conductores, por ejemplo llevar la ITV caducada, los neumáticos gastados o las luces en mal estado.

Del 11 al 17 de noviembre, la DGT puso en marcha una campaña para controlar el estado del mantenimiento de los coches que circulan por las carreteras españolas. En total, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil revisaron 183.838 vehículos y se expidieron 10.121 denuncias.

La multa por conducir sin la ITV en vigor fue la más frecuente durante la semana que estuvo la campaña en vigor. Y no es poca broma: si la Inspección Técnica de Vehículos está caducada o es desfavorable se considera una infracción grave con una sanción de 200 euros, y en caso de que sea negativa asciende a 500 euros.

La DGT pone especial atención en esta infracción porque la ITV garantiza que un vehículo está en condiciones adecuadas para circular. Si no está en vigor se pone en peligro tanto al conductor como al resto de usuarios de la vía, más aún si tenemos en cuenta que en España la antigüedad media de los automóviles es de 12,4 años.

Llevar los neumáticos gastados es otro descuido frecuente que te puede salir caro. Los agentes de la Guardia Civil denunciaron a 539 conductores en la pasada campaña por llevar sus neumáticos con una profundidad de dibujo con menos de 1,6 mm, que es el mínimo legal.

También fueron sancionados 414 vehículos con deficiencias en el alumbrado y la señalización, y otros 212 fueron multados por llevar la placa de matrícula deteriorada o poco visible, lo que se penaliza con una sanción de entre 200 y 6.000 euros.

El resto de las multas fueron por no presentar la documentación obligatoria del automóvil (carné de conducir, permiso de circulación y tarjeta de la ITV), por llevar una carga superior a la permitida o por circular con un acondicionamiento de la carga incorrecto. 

Por todo ello, si quieres circular seguro y evitar cuantiosas multas, lo mejor es que lleves el mantenimiento de tu coche al día y que revises a menudo todos estos descuidos frecuentes que te pueden salir caros.