Skip to main content

La DGT advierte: serás multado por adelantar en estas situaciones aunque no haya señal que lo prohíba

Carretera adelantar

Getty

19/01/2021 - 09:26

La DGT actualiza las situaciones en las que realizar un adelantamiento es ilegal y puede conllevar una multa. 

Las opciones para adelantar en las carreteras españolas se han reducido. Este cambio anunciado en noviembre intenta prevenir los accidentes en situaciones de riesgo que hasta ahora solo estaban permitidas en nuestro país, el resto de países de Europa no permite realizar este tipo de adelantamientos. 

La DGT nos recuerda todas aquellas ocasiones en las que adelantar a otro coche en carretera está prohibido y es un riesgo para nuestra seguridad y la de los de otros vehículos. La más importante es la última en llegar: para adelantar ya no está permitido superar la velocidad límite de ese tramo de carretera. 

España era el único país que seguía permitiendo que los vehículos superaran el límite de velocidad en carreteras secundarias, pudiendo incrementar esa velocidad hasta 20 km/h más. A partir de este año esta opción se prohíbe, pese a las críticas recibidas, la DGT considera que así se pueden evitar situaciones de riesgo.

Además de esta medida, existen otras seis circunstancias en las que debemos permanecer detrás del vehículo que tenemos delante y a una distancia de seguridad, es decir, abstenernos de adelantarle.

  • Curvas y cambios sin visibilidad: la doble rasante impide ver con claridad si se acerca un vehículo por el sentido contrario y, por lo tanto, podemos chocar con él sin tener tiempo para esquivarle. 
  • Pasos a nivel: el vehículo que está adelantando disminuye la visibilidad lateral y no se puede ver si se aproxima un tranvía o una tren. 
  • Pasos de peatones: si el vehículo de delante se detiene o frena, al adelantar no tenemos visibilidad suficiente para detectar si hay un peatón cruzando. Este es un caso también muy peligroso en las paradas de autobuses. 
  • Detrás de un vehículo voluminoso: si tenemos un turismo y delante hay un camión o autobús, puede que no tengamos visibilidad suficiente para ver lo que hay al otro lado de la carretera.
  • Intersecciones: este es un caso similar a las curvas o cambios de rasante, el vehículo que adelanta no cuenta con la visibilidad necesaria para realizar el adelantamiento con seguridad.
  • En túneles: con el poco espacio que hay, el vehículo debe invadir por completo el sentido contrario en un tramo donde no hay más espacio para evitar el golpe.
  • Por la derecha: no olvidemos que está prohibido adelantar por la derecha, un lado por el que los conductores no esperan que les adelantemos y pueden cambiar de carril sin haber mirado en detalle.

Todas estas opciones suponen un riesgo importante de accidente para todos los vehículos que se encuentran en la carretera. Además, podemos arriesgarnos a recibir una multa por realizar una maniobra prohibida, esta sanción puede suponer la pérdida de 4 puntos del carnet y una multa de 200 euros.