Skip to main content

El dispositivo de la DGT que será obligatorio en todos los coches de forma inminente

Conducción

DepositPhotos

08/02/2022 - 20:00

El dispositivo, de tamaño de un teléfono móvil, irá situado debajo del asiento del conductor y recogerá una serie de 15 parámetros para su análisis en caso de accidente.

Escucha esta noticia en lugar de leerla

La DGT y sus socios se ha propuesto que en 2050 se reduzcan a cero las muertes ocurridas por accidente en la Unión Europea, y para ello van a lanzar una serie de tecnologías inteligentes que serán de obligada inclusión en nuestros vehículos en los próximos años como el Registrador de Datos de Eventos (EDR) que grabará una serie de elementos previos antes, durante y después de un accidente.

Conocida como la Caja Negra para coches, en realidad es un asistente electrónico que la Unión Europea establecerá en nuevos vehículos a partir de este mismo año en base a una serie de asistentes electrónicos que sirven para aumentar la seguridad tanto de los ocupantes del vehículo como del resto de los coches.

Conocido como Event Data Recorder o Registrador de Datos de Eventos (EDR) esta tecnología recopilará distinta información del vehículo registrando y almacenando datos para, en caso de accidente, poder conocer lo que ha ocurrido antes, durante y después del siniestro.

Cabe aclarar que este dispositivo no grabará imágenes ni audio, únicamente lo que hará será recopilar información durante los 30 segundos previos al accidente y durante los cinco segundos posteriores al accidente. Toda esta información recopilada es anónima, y además de no guardar imágenes ni sonido, tampoco guardará datos personales.

También aclaran que este dispositivo no sirve para dirimir la culpabilidad en un accidente, pero sí para analizar las causas o incentivar a mejorar la conducción.

EDR

DGT

Este dispositivo, de tamaño de un teléfono móvil, se sitúa debajo del asiento del conductor y está atornillado al chasis.

Es capaz de registrar más de 15 variables entre las que figura la velocidad del vehículo, la frenada, revoluciones del motor, fuerzas del impacto frontal y lateral, movimientos de dirección, posición del acelerador, funcionamiento de sistemas de seguridad como los airbags, cinturones o distintos asistentes, además de parámetros como el día o la hora.

Con esto la DGT podrá manejar una mayor calidad y precisión en los datos de los accidentes mejorando así la evaluación de la nueva tecnología de seguridad y su funcionamiento.

También podría servir como una herramienta más para los aspectos legales como los seguros en la reconstrucción de accidentes y también para aplicaciones específicas de seguridad vial.

Todos los coches fabricados este próximo verano deberán llevar incorporada esta tecnología.

Etiquetas:

#Tecnología, #Motor

Y además