Skip to main content

Dónde debes mirar en los momentos más peligrosos al conducir según la DGT

Conductor con mascarilla en el espejo retrovisor

Getty

12/02/2021 - 10:38

"Un conductor observador siempre tendrá ventaja a la hora de anticiparse a imprevistos" explica la DGT.

En carretera más vale tener cien ojos en cada lado del vehículo. Estar pendiente de todos los espejos retrovisores y saber en cada momento dónde mirar puede ser la mejor forma de evitar cualquier tipo de accidente. 

La Dirección General de Tráfico ha elaborado un tutorial para enseñar a los conductores a enfocar su atención en los puntos más críticos de cada situación en carretera que se pueden encontrar. En adelantamientos, glorietas o incorporaciones, saber hacia dónde debemos mirar puede ser vital. 

Para ello, recuerda que el uso de los espejos retrovisores es muy importante, con vistazos cortos podemos cubrir cada parte del vehículo y seguir atentos al frente. Por ejemplo, en un cruce, además de observar si se acerca algún vehículo por el lateral para poder incorporarnos, también debemos prestar atención a la parte frontal y lateral del coche, por si se acercan bicicletas o hay personas cruzando. 

La distancia de seguridad es un buen complemento de esa atención visual pues nos da tiempo de reacción si hemos descuidado la vista un momento comprobando la velocidad en el salpicadero o nos hemos distraído mirando por algún espejo retrovisor.  En adelantamientos, la DGT aconseja observar hacia delante y hacia atrás por los retrovisores interior e izquierdo

Para volver al carril compruebas de nuevo los espejos y te aseguras que puedes ver el vehículo que has adelantado por complejo y con espacio a los lados en el espejo. Este truco te ayuda a asegurarte que la distancia entre tu coche y el otro es suficiente para regresar el carril sin frenarle. Mientras no dejes de consultar el frente por si viene un coche en dirección contraria.

Lo mismo ocurre con las glorietas o rotondas, donde los cruces inesperados son la tónica habitual, aunque la mayoría sean antirreglamentarios. Explica la DGT que cuando se circula por el carril exterior de una plaza circular, es importante vigilar el retrovisor izquierdo si algún vehículo se aproxima por ese lado.

Peatón cruzando

DGT

Otras situaciones peligrosas que se suelen ver muy a menudo implican la apertura de puertas en estacionamientos sin asegurar con la vista que no vienen coches o bicis. En este caso la DGT ya recomendó este truco. También en pasos de cebra siempre es importante reducir la velocidad y comprobar a ambos lados que no hay peatones. Adelantar un coche parado en un paso de cebra o un autobús en una parada es un riesgo muy grande, pues siempre implica que hay peatones cerca que puede que no veamos bien.

La DGT también aconseja el uso de elementos digitales como cámaras delanteras y traseras o sensores laterales. Estos dispositivos proporcionan al conductor información sobre qué ocurre fuera del vehículo, incluso aunque no pueda verlo directamente.