Skip to main content

¿Es seguro dejar el gel hidroalcohólico dentro del coche?

Gel hidroalcohólico coche

Getty Images

07/09/2020 - 22:15

Las autoridades sanitarias recomiendan que nos lavemos las manos o las desinfectemos con regularidad, por lo que es posible que lleves gel hidroalcohólico en el coche. Pero, ¿es seguro dejarlo en el vehículo?

Desde que estrenamos la nueva normalidad, todos tenemos claras las tres medidas de seguridad sanitaria fundamentales para prevenir el contagio por coronavirus: el uso de la mascarilla, la distancia social de dos metros y el lavado de manos o la desinfección con gel hidroalcohólico. 

Por este motivo, en la actualidad muchas personas llevamos un bote de gel desinfectante para manos en el bolso o la mochila, y también es habitual que dejemos otro en el vehículo. De esta forma, cada vez que nos montamos o nos apeamos podemos limpiarnos las manos y evitar la propagación del virus.

Si tú también llevas a cabo esta práctica, es muy posible que te hayas preguntado si es seguro dejar el gel hidroalcohólico en el coche, especialmente si tenemos en cuenta que el interior del automóvil puede alcanzar temperaturas muy elevadas cuando hace calor.

Hace unas semanas se hizo viral un vídeo en el que se podía ver la puerta de un coche calcinada como consecuencia de la explosión de un bote de desinfectante para manos. Pero, ¿puede explotar el gel hidroalcohólico en el coche?

Los expertos explican que es muy poco probable que esto suceda de manera espontánea. "Cuando un líquido como el desinfectante para manos alcanza un punto de inflamación, puede producir vapores que podrían encenderse, pero esos vapores aún deben encontrarse con una fuente de ignición para incendiarse", explica en The Healthy Guy Colonna de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios de Estados Unidos.

El punto de inflamación del que habla Colonna está en torno a los 17 grados centígrados. A esta temperatura, el gel emite vapores que pueden incendiarse, pero para que causen un incendio es necesario una fuente de ignición, como una cerilla o un cigarrillo encendidos.

En cambio, la temperatura que haría que el gel explotara de manera espontánea es mucho más elevada y se sitúa por encima de los 350 grados centígrados. "Si el interior de tu coche llegara a los 350 grados, entonces este líquido se encendería espontáneamente", señala Jack Caravanos de la Universidad de Nueva York. "Ese escenario parece imposible, y es probable que otras partes del automóvil se incendien automáticamente primero", asegura.

No obstante, lo mejor es que sigas las recomendaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: aleja los geles hidroalcohólicos de las fuentes de calor y evita fumar después de utilizarlos.

[Vía: The Healthy]