Skip to main content

Estos son los coches que Mercedes va a descatalogar próximamente

Interior del Mercedes Clase A 2018-2019

04/06/2019 - 21:30

Apenas han transcurrido unos días desde que Ola Kaellenius, el nuevo CEO de Daimler, tomara posesión de su cargo al frente de la compañía y ya sabemos que Mercedes eliminará varios modelos para aumentar la rentabilidad.

Esta es la agresiva estrategia a la que se enfrentará la empresa con el único fin de eliminar algunos vehículos con un bajo índice de ventas y centrarse en los que reportan un mayor beneficio y volumen.

Y es que la cartera de productos de Mercedes ha crecido tanto en los últimos años que actualmente comercializa 15 modelos diferentes, sin contar la infinidad de variantes de carrocería y los productos AMG que también se suman a su oferta de vehículos. Esto, claro está, no es sostenible al 100%, lo que obliga a la nueva directiva de la compañía a poner el freno a la producción de varios modelos.

¿Merece la pena comprar un coche eléctrico? Estos son cinco motivos por los que sí

Mercedes eliminará varios modelos para aumentar la rentabilidad

Entre los que ya se ha confirmado que irán poco a poco desapareciendo de la cartera de productos se encuentran las versiones coupé y cabrio del Mercedes Clase S, las mismas variantes de carrocería del Mercedes Clase C y también el Mercedes SLC, el cual ya ha cesado su producción oficialmente. Otros modelos irán desapareciendo, como el recientemente anunciado Mercedes-AMG SL 63, aunque solo para buscar una nueva generación.

Mientras tanto, esto representa un cambio importante en la alineación de Mercedes, pero aún no es suficiente para el ya ex CEO de Daimler, Dieter Zetsche. En declaraciones a la agencia Reuters, Zetsche expresó su decepción por la rentabilidad cuando Mercedes comenzó a invertir en los coches eléctricos. “Todo está bajo escrutinio: costes fijos y variables, costes de materiales y personal, proyectos de inversión, integración y la gama de productos”, dijo Zetsche. “Junto con factores externos, ahora también estamos sintiendo los efectos financieros de la transformación de la compañía”.

Basándonos en estas declaraciones, vemos muchos más cambios para Mercedes que la simple eliminación de algunos modelos de nicho. El recién nombrado CEO, Ola Kaellenius, dijo que planea reducir los costes de desarrollo de nuevos vehículos al asociarse con más compañías rivales para 2025. BMW y Mercedes ya se han asociado con el uso compartido de vehículos y la tecnología autónoma, pero quizás los dos podrían trabajar en el desarrollo conjunto de modelos híbridos y eléctricos.

Mercedes pretende tener una huella de CO2 neutral para el 2039 y necesitará desarrollar nuevas tecnologías de propulsión para cumplir con este objetivo. El Mercedes EQC completamente eléctrico es un buen comienzo, pero la marca quiere mantener bajos los precios de las nuevas tecnologías para sus clientes. “Para hacerlo, tenemos que reducir los costes y aumentar la eficiencia en toda la compañía”, dijo Zetsche.

Fuente: Reuters

Ver ahora: