Skip to main content

Los fabricantes de coches tienen un problema de abastecimiento de baterías, ¿qué ocurre?

Volkswagen invierte en las baterías del futuro

18/06/2019 - 21:00

 A la hora de valorar un coche eléctrico, nos fijamos en aspectos como la velocidad máxima, la potencia, la autonomía, el tiempo de recarga, etc. Son datos que influyen en sus ventas, y que mejoran día a día. Pero para los fabricantes, lo que realmente va a decidir la cantidad de vehículos eléctricos que pueden fabricar al año, va a ser el stock de baterías. Un problema con el suministro de baterías podría obligar a Volskwagen a reducir a una cuarta parte la fabricación de coches eléctricos el próximo año.

Según un informe de Bloomberg, Volkswagen ha fijado un presupuesto de 50.000 millones de dólares para comprar baterías eléctricas para sus vehículos. La mayor parte de este dinero iba a ser para Samsung SDI, que suministraría celdas de batería de 20 gigavatios hora por año. Puesto que los vehículos eléctricos de Volkswagen usarán baterías de 100 kW, este pedido garantizaría una producción de 200.000 coches.

Sin embargo, fuentes consultadas por Bloomberg aseguran que han surgido problemas en la negociación del contrato global, y Samsung solo puede ofrece 5 gigavatios por hora al año a Volkswagen. Esto obligaría a la compañía alemana a reducir la produción un 75%, y llegar a solo 50.000 vehículos anuales.

De la A a la Z: toda la tecnología del nuevo BMW X5 (2019)

Volkswagen tiene en marcha un ambicioso plan para vender su nueva gama de coches eléctricos Volkswagen ID.3, así que si esta noticia es más que un rumor, sin duda está en graves problemas. Se reservaron más de 10.000 vehículos eléctricos solo el primer día cuando la firma alemana abrió las reservas, así que 50.000 unidades para todo un año, no parece una cantidad suficiente.

Actualmente Volskwagen utiliza varios proveedores de baterías. Samsung SDI, LG Chem y SK Innovation para Europa, SK Innovation para América del Norte, y Amperex para China. “Samsung sigue siendo nuestro proveedor de celdas de batería para Europa”, ha confirmado la compañía a Bloomberg.

En mayor o menor medida, todos los fabricantes de coches tienen problemas de stock con las baterías, porque para su fabricación se requieren minerales raros. Y este problema se podría agravar si China impone un veto a estos minerales, en su guerra comercial con Estados Unidos.

Las marcas también buscan sus propias soluciones. Volkswagen y BMW están construyendo la fábrica de baterías más grande de Europa, y Audi está instalando baterías de litio recicladas en los vehículos de sus factorías.