Skip to main content

Investigan a Tesla por fallos en la pantalla de su enorme navegador

Tesla Model S (interior)

24/06/2020 - 19:46

Las autoridades de Estados Unidos están investigando a Tesla debido a una serie de fallos registrados en la pantalla del navegador de los Tesla Model S antiguos.

Los propietarios de algunos Tesla Model S antiguos están experimentando problemas relacionados con la pantalla de su enorme navegador. Esto ha llamado la atención de las autoridades estadounidenses, que han decidido investigar qué es lo que sucede.

En los últimos 13 meses, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de Estados Unidos (National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA) ha recibido un total de 11 quejas de propietarios de Tesla Model S fabricados entre los años 2012 y 2015 con un tiempo de uso de entre 3,9 y 6,3 años.

Tal como se recoge en los documentos publicados por la NHTSA este miércoles, el problema que parece provocar el fallo de la pantalla del navegador y la unidad de control de medios (MCU por sus siglas en inglés) tiene que ver con el chip de memoria flash eMMC NAND de 8 GB del procesador Nvidia Tegra 3 que Tesla utilizó en los Model S de 2012 a 2015.  

"Los dispositivos flash EMMC NAND tienen una vida útil limitada basada en el número de ciclos de programa / borrado. La MCU supuestamente falla de manera prematura debido al desgaste de la memoria flash eMMC NAND", explica la NHTSA en su informe.

En caso de que el chip de memoria empiece a desgastarse, en primer lugar los usuarios experimentarán algunos problemas de rendimiento, como tiempos de encendido más largos, reinicios de pantalla más frecuentes, pérdida de conexión o pérdida de navegación. 

El fallo final de la MCU provoca pérdidas de características de audio y vídeo de la pantalla, lo que puede afectar a los sistemas de información y entretenimiento, la navegación e incluso la visualización de las imágenes de la cámara trasera cuando se acciona la marcha atrás. También puede afectar a los controles de climatización y a los límites en la corriente de carga de la batería. Eso sí, ni los sistemas de control del coche ni los sistemas de restricción suplementarios se ven afectados.

Tal como señala la NHTSA, Tesla empleó la misma MCU con el procesador Tegra 3 en unas 159.000 unidades de Model S entre 2012 y 2018 y de Model X entre 2016 y 2018. La investigación tiene el objetivo de evaluar el alcance, la frecuencia y las consecuencias de seguridad que puede acarrear este problema. 

[Vía: The Verge]