Skip to main content

Gas lacrimógeno: así es el original sistema antirrobo registrado por Toyota

sistema antirrobo con gas lacrimógeno

Álex Morán

20/03/2019 - 21:30

Parece que nunca hay suficientes sistemas de seguridad para evitar que nos roben el coche: bloqueo de puertas, de encendido del motor, alarma, localizador de vehículo… y ahora Toyota ha patentado otro medio que subiría la apuesta a otro nivel: un sistema antirrobo con gas lacrimógeno.

Se trata de una solución de lo más peculiar, que posiblemente algunos hasta tildarán de extrema… pero vayamos por partes. ¿Cómo funciona? La patente muestra un sistema en el que el coche va cargado con gas lacrimógeno. ¿Dónde? Junto al resto de fragancias que puede emitir el coche.

La idea es que el vehículo cuente con un dispensador que puede emitir varias fragancias, según el gusto del ocupante. Un ordenador dentro del mismo estará asociado a un dispositivo móvil (como el smartphone) perteneciente al conductor y, al reconocer que este entra y se pone al volante, expedirá su fragancia preferida.

Eso si quien se pone a los mandos es el dueño registrado del coche, que tiene su smartphone conectado al mismo, pero, si se detecta que quien ha accedido no está registrado y dicha persona intenta poner el motor en marcha, se bloquea e inmoviliza directamente el coche para, acto seguido, utilizar el dispensador para llenar el habitáculo de gas lacrimógeno.

Lógicamente esto genera algunas dudas porque, en primer lugar, obligaría a que registres a toda persona que vaya a coger el coche en el sistema, porque de dejárselo a un amigo para probarlo, le gasearían y, en segundo, si ya se bloquea el coche, ¿qué necesidad hay de además gasear al ocupante?

Parece que el sistema tiene ciertas lagunas pero, al menos, cuenta con otro detalle curioso: un desodorante que se activa cuando los ocupantes salen del coche para eliminar cualquier rastro de olor.