Skip to main content

Este es el gran problema de Tesla con la conducción autónoma

Tesla Model 3

21/02/2019 - 21:30

¿De qué se trata?

Los sistemas de conducción autónoma siguen su desarrollo. Marcas como Tesla o Nissan, además de otras como Volvo, continúan invstigando y desarrollando esta tecnología.

De forma paralela Mary Cummings, profesora de la Universidad de Duke, está estudia la interacción entre los humanos y los sistemas de conducción semi-autónoma. Y, según estos estudios, la conducción autónoma de Tesla tiene un gran problema.

En su estudio, la profesora Cummings hace referencia no solo a Tesla, sino a otras marcas como Nissan y Volvo. Los diferentes sistemas de conducción semiautónoma que estas marcas proponen son capaces de manejar el vehículo en determinados casos y con la premisa de que el conductor pueda tomar el control en cualquier momento. Según Cummings, es aquí, en esta condición, donde está el verdadero problema.

"La confianza en el ser humano para intervenir en caso de necesidad urgente es un muy alta. Difícilmente los humanos seremos capaces de reaccionar a tiempo para convertir a estos sistemas completamente seguros", dice Cummings. "No podemos mantener la atención de manera constante, especialmente en entornos aburridos como en una autopista. Esperar que el ser humano sea capaz de reaccionar a tiempo cuando no está prestando atención es un gran problema", continúa diciendo.

Esta tecnología está diseñada para ayudar al conductor en la tarea de conducir, reduciendo su estrés con una automatización de tareas. Si bien, el conductor nunca puede perder la atención, supuesto que puede llegar a poner en peligro la conducción.

Estos son los coches eléctricos con mejor relación calidad precio que puedes comprar ahora mismo

"Sistemas como el Autopilot de Tesla, el Nissan ProPilot o el Pilot Assist de Volvo se basan en unas expectaciones poco realistas de cómo el ser humano es capaz de prestar atención y reaccionar lo suficientemente rápido en caso de que el sistema falle y haga falta tomar el control”, decía la misma profesora Mary Cummings.

Pero no todos son críticas. Mary Cummings destaca otros sistemas de ayuda a la conducción como el aviso de cambio de carril involuntario. De la misma manera, señala el control de crucero adaptativo. Si bien, la profesora añade que el peligro llega cuando el coche toma el control total de la situación en situaciones donde la velocidad es elevada.