Skip to main content

El Grupo PSA apuesta definitivamente por las furgonetas eléctricas

Peugeot e-Expert

Enrique Trillo

01/07/2020 - 19:31

Todas las furgonetas de Grupo PSA tendrán su versión eléctrica en 2021, un camino del que no habrá vuelta atrás.

Los coches eléctricos hace tiempo que son presente y no futuro. Pese a todo, todavía hay quiene sponen en duda su eficacia y autonomía fuera de la ciudad. Lo que está fuera de toda duda es que los vehículos comerciales, que mayoritariamente hacen rutas cortas urbanas e interurbanas, deberían pasarse a la propulsión eléctrica. Y eso es precisamente lo que va a ocurrir con todos las furgonetas del Grupo PSA (Peugeot, Citroën y Opel), que serán 100% eléctricas en 2021, según ha afirmado el propio Xavier Peugeot, vicepresidente del área de vehículos comerciales ligeros del Grupo PSA, en una presentación virtual a la que he asistido.

Los modelos que se van a electrificar, concretamente son los comerciales de tamaño medio de las tres marcas del grupo automovilístico francés, es decir, Peugeot e-Expert, Citroën ë-Jumpy y Opel Vivaro-e, que se comienzan a comercializar el próximo mes de julio en los principales mercados europeos, entre los que está, por supuesto, España.

Y las versiones destinadas al transporte de pasajeros, con hasta nueve plazas, como el Peugeot e-Traveller, el Citroën ë-SpaceTourer,o el Opel Zafira-e Life, iniciarán su andadura comercial en septiembre. 

Todos estos modelos, según el Grupo PSA, ofrecen las mismas ventajas que sus versiones con motor térmico en materia de dimensiones, capacidad de carga o versatilidad añadiendo a la ecuación las ventajas de la movilidad eléctrica: cero emisiones, ruidos y vibraciones y libre acceso al centro de las grandes ciudades, incluso en situaciones de alto nivel de contaminación. Esto es posible, porque el paquete de baterías va situado bajo el suelo del coche, entre ambos ejes, así que no resta espacio al habitáculo.

Comerciales eléctricos, pero con las características de siempre

Así, en estos vehículos eléctricos se mantiene la altura de 1,90 metros, que les permite entrar en la gran mayoría de los aparcamientos subterráneos urbanos, algo que más del 50% de los usuarios de esta categoría de furgones realiza, al menos, tres veces por semana.

La carga útil de estos vehículos coincide con la de sus versiones gasolina y diésel: hasta 1.250 kg, con la posibilidad de remolcar hasta 1.000 Kg adicionales, y un volumen de carga que puede alcanzar los 6,6 m3. Asimismo, se puede optar entre tres longitudes diferentes, como en la gama convencional: 4,60 m, 4,95 m y 5,30 m.

Un detalle que seguro gustará a los profesionales que suelen utilizar este tipo de vehículos en su día a día es que el Grupo PSA y sus respectivas marcas están en conversaciones con especialistas en transformaciones y carroceros de toda Europa para poder ofrecer versiones que se adapten a las necesidades de todo tipo de empresas y profesionales, del mismo modo que sucede con sus modelos equipados de motor térmico.

En las versiones de pasajeros, como el Peugeot e-Traveller, el Citroën ë-SpaceTourer y el Opel Zafira-e Life, la receta es la misma. Las versiones eléctricas mantienen la capacidad, y todos los beneficios de producto como la facilidad de deslizamiento de la puerta (que opcionalmente se puede abrir con el pie, para no tener que liberar las manos si se va a introducir carga) o la modularidad de sus asientos, con hasta nueve plazas.

¿Mejoran las prestaciones?

En el apartado de prestaciones, estos vehículos entregan una potencia de 136 CV con un par motor de 260 Nm. Pueden alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h. Y en lo que se refiere a autonomía, se ofrecen dos opciones de batería, una con una capacidad de 50 kWh y 220 km de alcance teórico (según el ciclo WLTP) y otra de 75 kWh y 320 km de autonomía.

El Grupo PSA espera que estos vehículos supongan el 5% del mix de ventas de sus respectivos modelos en el primer año de ventas y el 15% en los próximos 5 años, aunque la evolución del mercado es rápida y la electrificación se está acelerando.

En los próximos 18 meses, el Grupo PSA completará la electrificación de su gama de vehículos comerciales con el lanzamiento de las versiones eléctricas de sus furgones y vehículos polivalentes compactos, como los Peugeot Partner y Rifter, el Citroën Berlingo y el Opel Combo, y de sus vehículos comerciales de gran tamaño, como los Peugeot Boxer, Citroën Jumper y Opel Movano, que contarán con un convertidor. De esta manera, todas las furgonetas del Grupo PSA tendrán versiones eléctricas en 2021.

Si la electrificación supone no comprometer la capacidad de carga, aumentar la diversidad de la oferta, el confort o las prestaciones como ocurre con las furgonetas eléctricas de tamaño medio del Grupo PSA, sólo puede ocurrir una cosa: que a medio plazo sean los vehículos que copen todas las ventas en este sector comercial. 

Este artículo fue publicado en Autobild por Enrique Trillo.