Logo Computerhoy.com

Así han evolucionado los coches con turbo: los 5 mejores de la historia

BMW M2 CS 2020
Foto del redactor Jorge Morillo

Jorge Morillo

Quizás los aficionados más puristas prefieran los deportivos con motores atmosféricos, pero nadie podrá negar que esa patada que proporcionan los coches con turbo en un momento dado es una auténtica gozada. Los primeros pinitos con esta tecnología se hicieron a finales del siglo XIX, concretamente en 1885 y 1896 cuando Gottlieb Daimler y Rudolf Diesel trataban de aumentar la potencia y reducir el consumo de carburante de sus propulsores a través de la precompresión del aire de combustión. El resto, como se suele decir, es historia. Y de ella vamos a rescatar los que para un servidor son los cinco mejores coches turbo de siempre. Es algo totalmente personal, con lo que seguramente cada uno tenga su propia lista y todos acertemos, pero nadie me podrá negar que los vehículos que siguen son de esos que todos querríamos conducir alguna vez.

1. Lancia Delta S4

Lancia Delta S4

Por muchos años que pasen, el Lancia Delta S4 seguirá siendo uno de los mitos sobre ruedas más reconocibles y reconocidos. Fue un coche de rallys en esencia que, debido a la normativa, también fue homologado para la calle. Por desgracia sólo se pusieron a la venta 200 unidades, todas ellas dotadas de un motor turbo de 1.8 litros capaz de desarrollar una potencia de 250 CV. Alcanzaba los 100 km/h en menos de seis segundos. Toda una leyenda entre los Grupo B.

El autobús eléctrico más largo del mundo transporta 250 pasajeros durante 300 Kilómetros

El autobús eléctrico más largo del mundo transporta 250 pasajeros durante 300 Kilómetros

China es uno de los países de mundo en vanguardia de los vehículos eléctricos. En un país con 1.400 millones de habitantes y una alta contaminación, dar el salto al transporte eléctrico puede salvar millones de vidas. Es el caso de BYD, que ha presentado el autobús eléctrico más largo del mundo.

Lee la noticia

2. Ferrari F40

Ferrari F40

Dicen quienes lo han conducido que estar tras su volante era una especie de infierno por la total ausencia de electrónica. Pero... ¿no es eso divertido? El eje trasero del Ferrari F40 era el que recibía todo el poderío de su motor V8, que desarrollaba una potencia de 478 CV. Quizás no haya sido el Ferrari más eficaz de siempre, pero sí uno de los más reconocidos, por no decir el que más.

3. Ford GT

Ford GT

El Ford GT llegó hace pocos años al mercado, y con él tengo que sacar pecho. He tenido el privilegio de ser uno de los pocos que lo ha probado, y os puedo asegurar que hay pocos coches que impresionen más. Es un coche de carreras con matrícula. Radical como casi ninguno. Y gran parte de culpa la tiene su motor, un V6 EcoBoost sobrealimentado de 3.5 litros que entrega una potencia de 656 CV.

4. Porsche 911 Turbo

Porsche 911 Turbo

El Porsche 911 Turbo es, personalmente, el 'nueveonce' que más me gusta. Suma un extra de agresividad a todo lo que ya sabemos del mito alemán. Aún falta por conocer lo que dará de sí en la nueva generación, pero en la precedente ya era especialmente impresionante. La versión normal entregaba 540 CV, mientras que el Turbo S se iba hasta 580. Y todo ello con un motor bóxer de seis cilindros con 3.8 litros de cilindrada y dos turbocompresores.

5. BMW M2 Competition

BMW M2 Competition

Acabo esta lista tan personal con otro coche que me ha sorprendido muy gratamente, el BMW M2 Competition. Su motor de 411 CV presenta dos turbocompresores, pero no es eso lo que le convierte en especial. Su ligereza y tamaño aportan además una agilidad fuera de lo común, que hacen de su comportamiento algo tan radical como divertido. Si tuviese una cuenta corriente que me lo permitiese, sin duda que sería el BMW que elegiría.

Este artículo fue publicado en Autobild por Jorge Morillo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.