Skip to main content

El super deportivo eléctrico español Hispano Suiza Carmen Boulogne ya devora el asfalto en este vídeo

 Hispano Suiza Carmen Boulogne

 Hispano Suiza

06/12/2020 - 19:13

El nuevo Hispano Suiza Carmen Boulogne ya es una realidad. La marca española se pregunta si es el coche eléctrico más rápido del mundo. Su precio rondará los 2 millones de euros.

Hispano Suiza regresa por la puerta grande, con uno de los coches eléctricos más rápidos del mundo. Pero no basta con ser multimillonario para comprar uno. Solo se van a fabricar cinco unidades.

La marca Hispano Suiza se fundó en Barcelona en 1904. Tuvo un gran éxito en los años 20 y 30 del siglo XX, hasta que fue nacionalizada en 1946. En el año 2000 la familia del fundador de la firma, Damián Mateu, obtuvo la cesión de los derechos, y lanzaron un par de superdeportivos de lujo.

En 2019 presentaron el impresionante Hispano Suiza Carmen, un coche eléctrico de lujo con un diseño retrofuturista absolutamente espectacular. El nombre, Carmen, es un homenaje a Carmen Mateu, nieta del fundador y madre del Miguel Suqué Mateu, el actual responsable de la compañía. La firma ahora pertenece al Grupo Perelada. Una nueva versión llamada Hispano Suiza Carmen Bolougne ya devora el asfalto, tal como se puede ver en este vídeo:

Este nuevo superdeportivo ha sido fabricado de forma artesanal en Barcelona, con el 80% de sus componentes suministrados por proveedores españoles. Es un homenaje a la versión de carreras del H6 Coupé de 1921 que participó en la Copa George Boillot, competición donde se recorrían carreteras cercanas a la ciudad de Boulogne, cerca de París.

El Hispano Suiza Carmen Boulogne es un superdeportivo fabricado con fibra de carbono monocasco. Su diseño es similar al modelo Carmen, pero se ha eliminado el carenado para las ruedas traseras, y la fibra de carbono es de color cobre.

Cuenta con un motor eléctrico que genera 1.114 caballos de potencia para completar un 0-100 km/h en menos de 2,6 segundos. Pese a que el modelo anterior tenía un peso sorprendentemente bajo han conseguido reducirlo 60 kilos más, hasta poco más de 1.630 Kilos. Gracias a ello, y a la mayor potencia, la velocidad máxima ha subido de los 250 a unos impresionantes 290 km/h.

Cuenta con una batería de 80 kW que ofrece una autonomía de 400 Kilómetros.

Sin duda es uno de coches eléctricos más rápidos del mundo, y solo algunos privilegiados podrán conducirlo. Si solo se han fabricado 14 unidades del Hispano Suiza Carmen, se fabricarán aún menos del Bolougne: solo 5 unidades, con un precio de partida de 1,65 millones de euros cada una.