Skip to main content

Intel y Rolls-Royce se asocian para crear barcos autónomos

barco autonomo
-

15/10/2018 - 19:51

Intel y Rolls-Royce han anunciado un acuerdo de colaboración para la construcción de un sistema global para la navegación de barcos autónomos en alta mar, llamado Intelligent Awareness System. 

La tecnología de conducción autónoma no solo resulta interesante para los vehículos que circulan por carretera, sino también para otro tipo de medios de transporte, entre ellos los barcos. Con el objetivo de desplegar flotas de buques de carga completamente autónomas para el año 2025, Rolls-Royce integrará en sus barcos la tecnología de Intel para poner en marcha sofisticados sistemas de navegación autónoma marítima inteligentes, seguros y fiables. 

El nuevo sistema está impulsado por Inteligencia Artificial y utiliza procesadores Intel Xeon Scalable y almacenamiento en unidades Intel 3D NAND SSD.  

barco autonomo
-

Su funcionamiento es el siguiente: los buques tienen a bordo servidores basados en procesadores Intel Xeon Scalable, una característica que los convierte en centros de datos flotantes con grandes capacidades de cálculo e IA. El Intelligent Awareness System obtiene información a través de los sensores impulsados por IA, y procesa los datos procedentes de lidar, radar, cámaras térmicas, cámaras HD, datos satelitales y pronósticos meteorológicos. Con toda esta información, el sistema toma conciencia de su entorno incluso por la noche con la falta de luz para tomar decisiones, lo que permite mejorar la seguridad, detectar obstáculos a varios kilómetros de distancia o evitar puertos o rutas concurridas. 

"Esta colaboración nos está ayudando a desarrollar una tecnología que ayuda a los armadores a la automatización de su navegación y operaciones, reduciendo la posibilidad de errores humanos y permitiendo a los tripulantes centrarse en tareas más valiosas", explica Kevin Daffey, de Rolls-Royce. 

El desarrollo del Intelligent Awareness System resulta importante porque el 90% del comercio mundial se lleva a cabo a través de transporte marítimo. Las peligrosas condiciones del océano pueden provocar grandes pérdidas, en su mayoría debidas a errores humanos, por lo que disponer de un sistema de navegación autónoma inteligente puede reducir los riesgos de manera significativa y evitar las pérdidas.