Skip to main content

Lotus prepara su último coche de combustión antes de dar el salto definitivo a una flota totalmente eléctrica

Fotos del Lotus Evija

15/06/2020 - 13:24

Lotus aún presentará un coche con motor de combustible más, para después concentrarse por completo en diseñar una flota enteramente eléctrica que les aporte más eficiencia a sus futuros coches.

Los gobiernos de medio mundo están presionando a los fabricantes de coches para que dejen atrás cuanto antes los coches de combustión y se dedique a diseñar modelos que emitan menos gases contaminantes. Este también es el camino que pretende recorrer Lotus, pero antes le queda un último modelos que presentar. 

La propia marca lo ha confirmado ante una entrevista, el CEO de Lotus, Phil Popham, le explicó a la revista automovilística del Reino Unido Autoexpress que la marca tiene en mente un último coche con motor de combustión y que saldrá en los próximos dos años. Después se dedicarán por completo a los equipos eléctricos

Lotus colaboró con Tesla en el desarrollo del vehículo Tesla Roadster original, ahora le toca centrarse en su propia flota y conseguir lo que la empresa de Elon Musk ya tiene desde hace tiempo. El objetivo no es sólo contentar a los gobiernos, la marca considera que la electrificación es una oportunidad para mejorar la eficiencia de sus coches. 

Con los nuevos equipos y batería , se pueden conseguir mejoras en el diseño de los actuales motores de combustión y una mejor distribución del peso, según ha explicado Popham en la entrevista. Esto podría encajar con una de las máximas de la marca, "simplificar y luego agregar ligereza".

En este nuevo proyecto, Lotus ya cuenta con la experiencia de construir el Lotus Evija, un coche deportivo totalmente eléctrico de 2.000 caballos (HP) y que puede volver a cargarse en menos de 10 minutos con su cargador de alta potencia. 

Por parte de la matriz, Geely, encontramos otros ejemplos en las flotas de Volvo y Polestar. Esta compañía  ha invertido hasta 8 mil millones de dólares en renovar la marca Volvo desde 2010. Esto puede suponer que ambas marcas acaben compartiendo componentes en el futuro en sus modelos SUV, sedanes y demás, eléctricos.