Skip to main content

'La multa del espejo', lo último de la DGT

Mirarse en el espejo retrovisor

DepositPhotos

30/11/2020 - 19:53

La Dirección General de Tráfico ha puesto una curiosa multa a un conductor por simplemente mirarse en el espejo retrovisor, y la multa está bien puesta.

La Dirección General de Tráfico puede multarte por multitud de cosas cuando estás en tu vehículo particular, principalmente por no usar el cinturón de seguridad, llevar el teléfono móvil en la mano o no respetar los distintos límites de velocidad, pero hay otras acciones que aunque parezcan ridículas se cometen, quizás con mucha inocencia.

La Dirección General de Tráfico endurecerá ciertas normas de circulación a partir de 2021, con mayores multas, por ejemplo, por usar el teléfono móvil mientras se está conduciendo, una forma de salvaguardar al resto de los conductores y hacer nuestras carreteras mucho más seguras. Sin embargo, una de las acciones más cotidianas que puedes hacer en tu vehículo o motocicleta también puede ser motivo de multa: mirarte en el espejo retrovisor.

Según ha publicado Social Drive, un conductor ha sido multado en la N-240 por la Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza por estar mirándose en el espejo retrovisor. Y sí, en principio no hay ninguna multa por mirar al espejo retrovisor, pero sí por mirarse. Es un matiz importante. Si un guardia civil considera que no prestas atención a la carretera por mirar el espejo retrovisor, puedes ser multado.

Está recogido por la norma, en concreto en el artículo 16.1 del Reglamento General de Circulación, estipulado en 80 € por distraerse. En la multa puede leerse: “Conducir el vehículo reseñado sin mantener la propia libertad de movimientos. Mirándose en el retrovisor. Con una mano en el manillar y la otra en el retrovisor. Se comunica verbalmente. No se notifica por Covid-19.”

Así que debes tener cuidado, porque si estás conduciendo y echas un vistazo al espejo retrovisor, y un Guardia Civil considera que has levantado la atención de la carretera, podrías ser perfectamente multado.

Todas las distracciones al volante, por ridículas que sean, están recogidos dentro de la norma, y es que levantar la vista de la carretera para realizar otras acciones pone en riesgo no solo tu propia vida, sino también las del resto.