Skip to main content

El sueño de los patinetes eléctricos se topa con nuevas ordenanzas municipales

Patinete eléctrico

Redacción Computer Hoy

29/06/2020 - 12:00 | Actualizado 30/06/2020 - 09:10

Los patinetes eléctricos han vivido distintas polémicas con su llegada a las ciudades y cada ayuntamiento ha legislado de una forma distinta. Ahora las normativas están cambiando de nuevo.

¿Deben ir por la acera o la carretera? ¿Dónde hay que aparcarlos? ¿Hace falta casco? Antes de que la DGT pusiese un poco de orden con los patinetes eléctricos fueron muchas las polémicas que surgieron en referencia a su uso. Con el tiempo quedaron más claras las normas de circulación, también se redujeron las empresas con patinetes en las calles y, finalmente, llegó el coronavirus. Pero ahora volvemos a encontrar nuevos cambios.

En esta ocasión no es la DGT quien impondrá nuevas ordenanzas, sino los distintos ayuntamientos. Uno de los ejemplos más contundentes se puede encontrar en Málaga, donde se verán grandes cambios, según refleja MotorPasión Moto, empezando por el control sobre las empresas.

Desde el ayuntamiento de la ciudad andaluza se realizará un control sobre las autorizaciones que tienen las distintas empresas y se exigirá tener acceso a la geolocalización de los patinetes eléctricos en todo momento.

Si quieren trabajar en la ciudad, será necesario que tengan una dirección fiscal en Málaga para facilitar cualquier complicación que exista con sus patinetes, que también debe incluir una forma de contacto las 24 horas del día y un seguro en la ciudad al que recurrir en caso de accidente.

Además, se marcarán zonas en las que los patinetes no podrán circular y deberán desactivarse de forma automática al acceder a ellas, como puede ser el centro histórico de la ciudad en su área peatonal.

Al igual que en otras ciudades andaluzas, durante julio se activarán unas normas de uso para los conductores, que pueden ir desde los 60 hasta cientos de euros. Estas serán bastante similares a las que existen en Madrid o Barcelona, como sanciones al circular con más de un ocupante, ir hablando por el móvil, transitar por la acerca o conducir sin haber cumplido la edad obligatoria, los 16 años.

A todo esto hay sumar la normativa ya vigente para controlar el coronavirus: conducir con los guantes puestos de forma obligatoria. Al menos hasta nuevo aviso.

En todo caso, se abre una nueva época para los aficionados al motor en todas sus vertientes, desde los patinetes eléctricos a los coches o la Fórmula 1, que ya se sabe dónde se podrá ver. Como siempre, queda aprender y acostumbrarse a nueva legislación.