Skip to main content

Este es el nuevo radar tipo pistola que ya está utilizando la Guardia Civil en España

Radar Trucam

15/11/2019 - 17:45

Es importante que sepas el funcionamiento del nuevo radar tipo pistola que ya está utilizando la Guardia Civil en España, dado que podría ser el causante de tu próxima multa.

La Guardia Civil y los distintos cuerpos de seguridad del Estado cada vez cuentan con herramientas más sofisticadas para poner multas de tráfico, y esto hay que verlo como un aspecto positivo dado que nos permite contar con mayor seguridad en nuestras carreteras.

Si bien puedes tener localizados ya muchos radares fijos, y puedes conocer el funcionamiento de ciertos radares móviles, quizás aún no conoces el nuevo radar tipo pistola que ya está utilizando la Guardia Civil en nuestro país, y que entre otras cosas, es capaz de fotografiar las infracciones a más de 1 km de distancia.

Este radar tipo pistola, llamado TruCAM II, es capaz de apuntar a un coche, identificar su velocidad y después disparar la fotografía que vendrá acompañada en la multa.

A diferencia de Estados Unidos, donde los agentes pueden llevar este radar y utilizarlo como si fuera una pistola, en España por ley deben ir en un trípode. Esto se debe a que si el aparato se lleva en la mano, puede acabar variando a la velocidad capturada con solo una pequeña inclinación. Además, en España el conductor tiene derecho a ver la fotografía de la infracción y para ello este tipo de radares deben llevar incorporada una pantalla, con lo que les hace pesados para los agentes.

Como ya estás imaginando, este radar de tipo pistola se compone de una cámara fotográfica, una batería y la mencionada pantalla digital, y el agente lo que tiene que hacer es enfocar el láser al punto que quiere controlar, dejarlo en el trípode, y después recoger las distintas velocidades, fotografiando a los infractores.

El dispositivo, que pesa un kilo y medio y es de tamaño reducido, es capaz de fotografiar a vehículos que circulen a una velocidad de hasta 320 km/h a 150 m de distancia. Eso sí, si la distancia máxima a la que puede trabajar es a 1200 m, su eficiencia ideal se alcanza en distancias que van entre los 14 y los 150 m. 

Su batería le permite operar entre 8 y 10 horas, con lo que un agente de la Guardia Civil podría utilizarlo durante toda su jornada sin tener que cargarlo.