Skip to main content

Los nuevos Volvo autónomos tendrán la inteligencia artificial Nvidia Drive IX

11/10/2018 - 01:13

La inteligencia artificial llega a los vehículos. Sí, vale, ya hay ejemplos del uso de la IA en vehículos, pero ha sido hoy cuando Nvidia ha anunciado que su sistema de inteligencia artificial Nvidia Drive IX dará vida a los nuevos vehículos autónomos de Volvo.

Cuando hablamos de vehículos autónomos, la mente se va, automáticamente, a Tesla. La compañía de Elon Musk, que ahora no tiene al magnate al frente en el cargo de dirección, cuenta con un sistema muy seguro que lleva probando años y que demuestra que, aunque Tesla no es capaz de cumplir con algunos compromisos en lo que a fabricación de unidades se refiere, sí tienen un software muy pulido, el Autopilot.

Sin embargo, hay más compañías y casas que están experimentando con los vehículos autónomos, y Volvo es una de ellas. Eso sí, para conseguir tener un vehículo autónomo necesitas una combinación de software y hardware, y de eso se encargará Nvidia. Jensen Huang, CEO de Nvidia, es un maestro de ceremonias bastante notable que disfruta comparando sus GPU con las CPU, hablando de la muerte de la Ley de Moore, y presentando nuevas tecnologías.

Hace unos meses, la estrategia de inteligencia artificial de Nvidia para crear coches autónomos empezó a dar sus frutos. De hecho, BB8, que así se llama el vehículo test de la compañía, ya es capaz de recorrer hasta 80 kilómetros sin que un humano intervenga, algo que consiguieron este mes en Silicon Valley, y que pronto podremos ver en los nuevos vehículos de Volvo.

Y es que, tal y como Jensen Huang Henrik Green, CEO de Volvo, anunciaron hace unas horas, ambas compañías se dan la mano para crear coches autónomos de nivel cuatro, capaces de conducir con total autonomía en zonas no controladas. Estos nuevos coches comenzarán a producirse en 2020 y utilizarán el software Nvidia Drive AGX Xavier, un paquete de software calculado por un hardware muy potente que incluye la inteligencia artificial Drive IX para conducir de forma autónoma.

Además, la IA no solo se utiliza para que el coche vaya ''solo'', sino también para ver los sucesos de la carretera, aunque vaya en modo manual, y poder ayudarnos a reaccionar. Además, según Nvidia, Drive IX es capaz de seguir el movimiento ocular para percatarse de posibles peligros que no hayamos visto.

Falta tiempo para que veamos estos Volvo ''de'' Nvidia recorriendo nuestras calles sin conductor, pero el acuerdo promete, ya que Nvidia es una compañía que está apostando muy fuerte por la inteligencia artificial y su desarrollo, utilizando para ello estaciones de trabajo de últimísima generación que se apoyan, cómo no, en sus GPU.

Ver ahora: