Skip to main content

PAL-V Flying Car, el primer coche volador en el mercado

PAL-V Flying Car

PAL-V

29/01/2019 - 19:30

¿Tienes 299.000 euros en tu cuenta corriente? Con ese dinero ya puedes comprar un PAL-V Flying Car Liberty Edition, el primer coche volador en el mercado. Ya ha entrado en producción y ya se vende a todo aquel que lo solicite. Un sueño de la infancia para millones de personas, convertido en realidad.

Como habrás imaginado para conducirlo, además del carné de conducir, necesitas el carné de piloto de aviones, y superar un curso que organiza el propio fabricante holandés, PAL-V.

La mayoría nos imaginamos el coche volador como una especie de coche-avión, con sus turbinas y sus alas desplegables. Pero PAL-V Flying Car es, en realidad, un coche-helicóptero. Técnicamente, un autogiro o  girocóptero cuyas alas y cola se pliegan cuando está en tierra, permitiendo que la cabina se transforme en un coche. En este vídeo puedes ver cómo funciona. La transformación de coche en helicóptero es espectacular:

El coche volador PAL-V Flying Car tiene una capacidad de dos personas con 20 Kilos de equipaje, para un peso máximo de 910 kilos. Funciona con gasolina y el depósito tiene una capacidad de 100 litros.

Pese a su aspecto de helicóptero, el PAL-V Flying Car no despega en vertical. Necesita 180 metros para despegar, y 30 metros para aterrizar. Así que no se puede usar en cualquier sitio.

En modo coche pasa de 0 a 100 Km/h horas en menos de 9 segundos. Alcanza una velocidad de 160 Km/h, y tiene una autonomía de 1315 Kilómetros. Tiene un consumo de 7.6 litros cada 100 Kilómetros, que puede considerarse alto, pero esto es debido a que las aspas y la cola plegadas no lo hacen muy aerodinámico.

PAL-V Flying Car

PAL-V

En vuelo, el coche volador PAL-V Flying Car puede ascender a 3.500 metros de altitud, y volar a una velocidad de 180 Km/h. Tiene una autonomía de vuelo de 500 kilómetros (400 Km si viaja una sola persona en modo ahorro de combustible).

Los coches eléctricos más vendidos en España en 2018

Desconocemos las leyes con respecto al uso de coches voladores, pero no creemos que el PAL-V Flying Car pueda despegar o aterrizar en cualquier sitio. Seguramente, a nivel legal será considerado un girocóptero, y solo podrá despegar o aterrizar en un aeródromo. Pero la posibilidad de volar y, sin bajarte del avión, conducir hasta tu casa y aparcarlo en el garaje, ya es toda una revolución.

Si lo quieres, es tuyo por 299.000 euros (499.000 euros con toda la equipación).

Tags:

#ciencia