Skip to main content

Así es el primer aparcamiento automatizado del mundo sin supervisor de un conductor

Parking autónomo

24/07/2019 - 13:46

El coche autónomo sigue dando pasos de gigante, y ya tenemos entre nosotros el primer sistema de parking sin conductor. ¿Cómo se ha conseguido? Con un vehículo con sistemas automatizados y una plaza de parking muy especial que utiliza la tecnología de Bosch y Daimler para funcionar.

Hace unos días os contamos que, en Vigo, el grupo PSA (Peugeot, Citroën, Opel) había conseguido un hito al realizar con éxito la primera prueba de su sistema de Autopilot (piloto automático basado en la ''inteligencia'' del coche hiperconectado) en un entorno urbano.

Una de las características del vehículo es la posibilidad de aparcar solo en un parking. Nosotros nos bajamos y, con una app, le decimos que aparque y salga del parking cuando queramos, pero para ver eso, falta un tiempo. Eso sí, es algo parecido a lo que acaban de lograr Bosch, Mercedes y Daimler.

Y es que, las tres empresas llevan unos años luchando porque el proyecto de parking inteligente sin conductor salga a la luz, y es ahora cuando han conseguido el permiso de las autoridades pertinentes.

En el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart, las tres compañías ya cuentan con un sistema de aparcamiento autónomo sin supervisión del conductor, que controla la entrada y salida del coche con una simple app.

Se trata de un logro, ya que es la primera función de aparcamiento con el nivel 4 de conducción autónoma, funciona como podéis ver en este vídeo:

Cuando entramos en el aparcamiento, en la plaza indicada para ello, nos bajamos del vehículo y, con la app, le decimos que se ''aparque''. Nosotros podemos ir de compras o a hacer lo que queramos mientras el coche encuentra un sitio libre.

¿Cómo conduce? Gracias a los sensores de Bosh y los propios mecanismos automáticos del vehículos, se intercambia información sobre el entorno, como las zonas en las que puede chocar, posibles incidentes (que hacen que el coche se pare en seco) y hasta subir rampas para ir a otro piso del aparcamiento.

Cuando hemos terminado nuestros asuntos, podemos pedir a nuestro coche que vuelva, y automáticamente, regresará a la baliza correspondiente, todo ello, como decimos, de manera automática sin supervisión de un humano.

parking automático

El proyecto ha tardado más de tres años en hacerse realidad, ya que las partes implicadas debían asegurar que había total seguridad para otros vehículos, estructura, el propio vehículo y peatones, y es ahora cuando han conseguido los permisos.

Veremos cuánto tiempo tarda este sistema en llegar a otros países del mundo.