Skip to main content

El piloto automático de Tesla ya es capaz de identificar los conos de tráfico

motor

04/11/2019 - 09:26

Tesla consigue dar un paso más hacia la conducción autónoma completa. Aún quedan muchos años para que los coches sean capaces de conducir sin ningún tipo de supervisión humana, pero para llegar a esa meta son necesarios avances como el que ha anunciado la compañía de Elon Musk

El piloto automático de los coches Tesla ha recibido una actualización gracias a la cuál los vehículos son capaces de identificar los característicos conos de señalización. Estos objetos naranjas y con franjas flourescentes se suelen usar para indicar obras en las carreteras o límites peligrosos, por lo que es importante tenerlos en cuenta a la hora de circular. 

Al detectar un cono en la carretera, los Tesla sabrán que deben cambiar de carril y esquivar estos objetos para cumplir con las normas de circulación. Aunque aún no es una función perfecta, poco a poco será menos necesario corregir de manera manual la conducción por parte de los conductores. 

Algunos usuarios han advertido que el sistema todavía comete fallos. Lo cierto que es todavía no se puede depositar toda la confianza en el piloto automático de los coches y echarnos una siesta. La compañía de automóviles advierte que sigue siendo obligatorio prestar atención en todo momento

Aunque el conductor active el piloto automático en una carretera sencilla, debe ir pendiente para tomar el control del vehículo en cualquier momento y así, evitar accidentes. Recordemos que el nivel de automatización de los coches Tesla todavía está en la categoría 2 de las 6 que existen

Es decir, estaríamos hablando de un coche semiautónomo o lo que se conoce como el principio de la autonomía para el vehículo. Los automóviles que alcanzan el nivel 2 de autonomía son los que cuentan con sistemas que replican algunas de las tareas del conductor. Los ejemplos más extendidos son el control de crucero adaptativo o los sistemas de aparcamiento automático en los que el coche toma el control del volante y los pedales para estacionar el coche.

Aún así, el reconocimiento de los conos de tráfico es un gran paso para alcanzar esa autonomía plena que Tesla se ha fijado como uno de sus principales objetivos a largo plazo. 

Ver ahora: