Skip to main content

El primer servicio de Robotaxi ya funciona en China

Baidu Apollo

Baidu

15/05/2021 - 07:00

Hemos visto muchos coches autónomos en pruebas, pero Baidu Apollo es el primero que ya está disponible para el gran público. Se acabó el levantar el brazo y gritar en plena calle: ¡"Eh, taxi!!".

Los taxis autónomos ya están aquí. Al menos, en China. El primer servicio de Robotaxi ya está disponible en Pekín. Será uno de los transportes estrella de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

Como ocurre con Google en Occidente, el buscador chino Baidu también es uno de los pioneros en la tecnología de los coches autónomos, con 2.900 patentes en el campo de la conducción inteligente.

Baidu lleva desarrollando coches autónomos eléctricos desde hace 8 años, con una flota de 500 vehículos con los que ha recorrido 10 millones de kilómetros en viajes de prueba. Las autoridades consideran que su servicio de Robotaxi, llamado Baidu Apollo, ya está preparado para transportar pasajeros por las calles de Pekín como un servicio de taxis convencional... pero sin taxistas...

Desde el pasado 2 de mayo, Baidu Apollo ya funciona en los alrededores del parque Shougang.

Los robotaxis eléctricos no pueden viajar por todo Pekín, están restringidos a un área de unos kilómetros de extensión que se corresponde con el lugar en donde estarán las instalaciones y los hoteles de los futuros Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

En cierto modo, es una fase de pruebas para el transporte autónomo del evento deportivo, pero con pasajeros reales.

Las personas que quieren usar el servicio de Robotaxi acuden a la parada y llaman a uno utilizando la app Apollo Go. En un mapa indican a dónde quieren ir:

Apollo Go

Baidu

A continuación el taxi debe escanear un código QR que aparece en el móvil para confirmar que ha pagado el billete, y otro código de la tarjeta sanitaria, que indica que esa persona ha sido vacunada del coronavirus.

Ya dentro del vehículo, el taxi autónomo no arrancará hasta que las puertas estén cerradas y los pasajeros se hayan puesto el cinturón.

Solo queda disfrutar del cómodo y silencioso viaje. Que eches de menos (o no) las charlas sobre el tiempo o el fútbol con el taxista, ya depende de cada uno...

Los robotaxi Baidu Apollo utilizan un sistema de navegación autónoma que aprovecha la conexión 5G para recibir datos del entorno, y cámaras con detección de movimiento. No tenemos datos sobre la velocidad que alcanza, aunque lo más lógico es pensar que circulan más despacio que los coches convencionales.

Tampoco sabemos si estos taxis autónomos disponen de su propio carril, o circulan junto a los vehículos convencionales.

"En el futuro, Baidu Apollo lanzará robotaxis sin conductor en más ciudades, lo que permitirá al público acceder a servicios de viaje más ecológicos, con bajas emisiones de carbono y más cómodos, al tiempo que seguirá mejorando el proceso de servicio sin conductor y la experiencia del usuario", explica  Yunpeng Wang, vicepresidente de la sección de motor de Baidu.  "La comercialización de la conducción autónoma puede aliviar la congestión de forma eficaz y ayudar a alcanzar el pico de emisiones de dióxido de carbono y lograr la neutralidad de carbono en China".