Skip to main content

Productos extraños que fabrican las marcas de coches: miel, salchichas o cremas

Miel de Bentley

08/01/2020 - 07:30

Entre las otras cosas raras que hacen las marcas de coches, hay más de una que parece de lo más razonable porque al fin y al cabo, la mejor receta para la supervivencia empresarial es la diversificación. Aunque para entender por qué Volkswagen fabrica salchichas o por qué Peugeot tiene una división de instrumentos de sabor, es imprescindible bucear un poco en sus historias. 

Y es que la mayoría de las empresas que hoy fabrican automóviles tienen las suficientes décadas a sus espaldas como para encontrar unos inicios en los que produjeron artículos más sencillos. Así, Opel o Skoda comenzaron haciendo bicicletas o máquinas de coser para después pasar a montar motocicletas y, finalmente, coches. 

Más recientemente otros fabricantes de coches que hacen cosas sin ruedas están más bien impulsados por el afán de explotar al máximo el valor de su marca. De ahí que en los últimos años hayan proliferado los acuerdos bilaterales entre firmas como Bentley y Luxury Living Group para, en este caso, hacer muebles de los que casi nadie se puede comprar. 

Mini-ficha Mi Electric Scooter

Mi Electric Scooter

Los patinetes eléctricos están más de moda que nunca. El Mi Electric Scooter es el patinete eléctrico de Xiaomi, y con sus hasta 30 kilómetros de autonomía, su doble sistema de frenado y su práctico diseño es una de las mejores alternativas que puedes encontrar.

Hay casi innumerables de estos ejemplos de marcas de coches con productos raros aunque todos ellos suelen seguir el mismo patrón: segmento de lujo y acuerdo con un fabricante del sector que sea. Vamos, más o menos lo mismo que cualquier famoso que se precie hace cuando saca una fragancia o una línea de ropa con su nombre. 

Sin embargo, la lista que puedes ver a continuación no va de eso, sino de apuestas empresariales reales y muy serias de marcas de coches que hacen cosas 'raras' de esas que ni tienen ruedas, ni sirven para llevarte a otro sitio. Bueno, en esto último, hago una más que justa excepción.