Skip to main content

¿Puede la DGT colocar sus radares en cualquier lugar?

Así son los nuevos radares que multan en ciudad a 30 km/h

12/04/2021 - 11:08

Muchos conductores se cuestionan si es legal colocar radares en cualquier lugar cerca de la carretera cuando les llega la multa a casa. Esto es lo que dice la legislación.

Los radares móviles no son ninguna novedad en las carreteras españolas. Además de los radares que vemos a diario por las carreteras y que siempre están fijos, perfectos para que los conductores se aprendan el sitio, están los radares móviles

Su principal función es la de concienciar de los límites de velocidad, así los conductores no se sienten libres de circular lejos de las normas de tráfico en aquellos tramos donde no se han detectado radares fijos. Pero, últimamente, se puede ver en redes sociales muchos mensajes confusos alegando que esta práctica es ilegal y se puede usar para recurrir las multas. 

Nada más lejos de la realidad, el reglamento de tráfico permite a los agentes para colocar sus vehículos de paisano con los cinemómetros o los radares camuflados en cualquier lugar que no impida el tráfico o suponga un riesgo para ellos mismos y para los demás conductores. La normativa es bastante laxa en este sentido para dar libertad a los agentes de tráfico.

Así se indica en el artículo 68 del Código de Circulación, punto número 1: "Los agentes de la autoridad responsable de la vigilancia, regulación y control del tráfico podrán utilizar o situar sus vehículos en la parte de la vía que resulte necesaria cuando presten auxilio a los usuarios de ésta o lo requieran las necesidades del servicio o de la circulación. Asimismo, determinarán en cada caso concreto los lugares donde deben situarse los vehículos de servicios de urgencia o de otros servicios especiales".

Este párrafo indica que los agentes de tráfico pueden colocar sus coches policiales y radares de velocidad con libertad en cualquier sitio que estimen necesario para aplicar el control de las carreteras y multar a los infractores, además de concienciar del respeto por los límites de velocidad. Los conductores nada pueden hacer salvo respetar esas normas para no ser multados ni tener accidentes. 

Recordemos que está prohibido desde 2021 llevar en el coche o utilizar mecanismos de detección de radares. Tanto los detectores como inhibidores de radar están totalmente prohibidos, no solo utilizarlos, sino también llevarlos en el vehículo y puede suponer una multa de 200 euros y 3 puntos del carnet.

De todas formas, la DGT publica con regularidad la ubicación de los radares fijos cada vez que se modifica o se añaden nuevos destinos. También suele informar sobre la colocación de radares móviles en determinadas regiones con motivo de alguna campaña de vigilancia y concienciación de la DGT. Sin embargo, no está obligada a dar esta información, así como tampoco de avisar de la presencia de drones que ahora también sirven multar a los conductores infractores.