Skip to main content

Así se retuerce tu coche cuando pasas por un badén a mucha velocidad

Coche sobre badén

14/12/2019 - 07:05

Hay algo que los conductores odian más que conducir de noche y con lluvia por una vía de doble sentido: los badenes. Estos sistemas de seguridad se colocan para que no excedamos la velocidad en vías urbanas, pero son un completo dolor de riñones cabeza. Y es que, vayamos deprisa o despacio, el coche se retuerce, y os vamos a enseñar cómo sufre el coche al pasar sobre un badén.

Es cierto que el motivo por el que hay badenes es loable: obligar a reducir la velocidad en vías urbanas con rectas largas. Hay conductores a los que se les va el pedal y empiezan a acelerar en este tipo de calles y, por eso, se colocan badenes.

El problema es que hay de muchos tipos, nunca sabemos cuál es la velocidad ideal para pasarlos (algunos yendo a 10 por hora son un absoluto incordio) y la colocación no suele ser la ideal (como esos pasos de peatones elevados justo cuando entras en una calle tras salir de una rotonda).

En el vídeo que tenéis sobre estas líneas se puede ver cómo sufre el coche cuando el que conduce no respeta en absoluto los límites de la vía y pasa sobre uno de estos resaltos. Para apreciar mejor los "daños" al coche, se han eliminado elementos como los bajos, el parachoques y otros elementos de la carrocería.

Lo cierto es que, cuando el coche va a más velocidad de la permitida, la suspensión pega un latigazo y las ruedas delanteras pueden, incluso, llegar a rozar la parte superior del guardabarros.

Hay que ser muy bestia para pasar así un badén (aunque hay de todo, claro) y querer poco al coche, ya que nos podemos llevar algún componente por delante.

A baja velocidad, y a cámara superlenta, también se aprecia cómo se retuerce la carrocería y, aunque los efectos son inapreciables para el vehículo, sigue siendo un "trámite" molesto y necesario debido a que, muchas veces, no se cumplen las normas.

Eso sí, los badenes son necesarios, pero se podrían empezar a implantar en todas las ciudades del mundo los resaltos de gel que se adaptan a la velocidad del coche: si va despacio unos metros antes, no hay badén, pero si va deprisa... se infla.