Skip to main content

¿Qué significa la matrícula azul que llevan algunos vehículos desde el pasado otoño?

Matricula azul

08/01/2019 - 18:43

Cada vez más vehículos llevan una matrícula azul en las carreteras españolas. Y son más abundantes en las grandes ciudades, estaciones de tren y aeropuertos, y grandes núcleos urbanos. ¿Qué significa la matrícula azul que llevan algunos coches desde el pasado mes de agosto?

Seguramente te habrás dado cuenta de que los vehículos que viajan en el carril contrario, nunca tienen matrícula azul. Solo la ves en los coches que circulan en el mismo carril. Esto es porque la matrícula azul solo se coloca en la parte trasera del vehículo.

¿Por qué algunos coches tienen la matrícula azul? ¿Solo la usan los vehículos nuevos, o también los coches usados? Vamos a responder a todas estas preguntas.

La matrícula azul indica que el vehículo que la lleva es un vehículo de transporte colectivo de viajeros. Es decir, transporta a personas previo pago del pasaje. Solo se aplica a taxis y VTC, o vehículos privados de transporte. Los populares Uber y Cabify.

Desde el pasado 1 de agosto todos los vehículos nuevos que se dediquen al transporte de pasajeros deben llevar una matrícula azul con letras blancas en la parte trasera del coche. En la parte delantera sigue en vigor la matrícula clásica con fondo blanco y letras negras.

Durante el primer año, esta nueva norma ya aprobada por el Consejo de Ministros y publicada en el BOE, solo afecta a los vehículos nuevos recién matriculados. Pero a partir del 1 de agosto de este año la matrícula azul será obligatoria para todos los taxis y coches de Uber, Cabify, y otros VTC que estén operativos, tengan la edad que tengan.

¿Sabías que en Amazon también venden matrículas azules?

La medida tiene como objetivo permitir que estos vehículos sean más fácilmente identificables. También, en ciertas ciudades se usará para aplicar normas que solo les afecta a ellos. Por ejemplo, los vehículos con matrícula azul podrían circular por zonas o carriles restringidos a los coches convencionales, para fomentar el transporte colectivo y reducir así el número de vehículos en circulación, y la contaminación.

Cambiar la placa a una de color azul tiene un coste que ronda los 20 euros.