Skip to main content

Así queda el nuevo mapa de Madrid Central

Madrid Central

27/12/2019 - 09:09

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido que la extensión donde se aplica Madrid Central se reducirá a partir de la semana que viene. El 1 de enero de 2020 se harán cambios en las calles sujetas a la normativa, a la espera de que en un futuro se empiece a legislar según Madrid 360.

Desde que José Luis Martínez Almeida llegó a la alcaldía, ha puesto mucha de su energía en intentar apartar Madrid Central, pero los juzgados le han llevado la contraria y se está viendo en la situación de matizar levemente su normativa mientras espera la implantación gradual de su plan para el control del tráfico.

De momento, dos de las calles principales que estaban cerradas al tráfico para no residentes se abrirán y cualquiera podrá circular con libertad por ellas: Mártires de Alcalá y Seminario de los Nobles.

Como curiosidad, Mártires de Alcalá es la calle donde se registran habitualmente un mayor número de sanciones bajo Madrid Central. También es uno de los tramos con más tráfico de la zona y, según Almeida, "es un tramo de 100 metros que mejorará la circulación porque no se producirán los atascos ni tener que dar la vuelta hasta poder girar por Alberto Aguilera".

Esta calle acumuló el 21% de las multas, con unos números que alcanzaron en septiembre 22.221 de las 106.847 sanciones que se interpusieron. Esta nueva legislación a partir del 1 de enero no anulará las multas anteriores, por lo que los previamente sancionados tendrán que pagar su importe.

Madrid central

Además, a partir del miércoles también entrará en vigor la prohibición de aparcar dentro de la M30 para la gran mayoría de vehículos, sobre todo los más contaminantes, a excepción de algunos que apuntamos en este artículo. Además, ya no existirán las invitaciones que antes podían hacer los residentes de Madrid Central para que conocidos pudiesen aparcar.

En definitiva, de momento se mantendrá la misma extensión de Madrid Central, pero sin Mártires de Alcalá y Seminario de los Nobles, y sin las invitaciones que antes podían hacer los residentes.