Skip to main content

Esto es todo lo que los radares de la DGT descubren de ti (además de la velocidad)

Radares en cascada

27/09/2019 - 09:19

Los radares forman ya parte de las carreteras españolas, los conductores se han acostumbrado a convivir con ellos a pesar de lo mal que sienta que te multen. Sin embargo, muchos no son realmente conscientes de todo lo que son capaces de hacer estos dispositivos

Medir la velocidad, ésta es la característica que se conoce casi de manera exclusiva de los radares. Si preguntas por la calle, la mayoría de conductores contestarán que estos se dedican a controlar que ningún vehículo sobrepase la velocidad establecida en un tramo y ya está. Pues no, hace más cosas y es importante que las conozcas. 

Desde el año 2016 la DGT estableció que cualquier medio automático de captación de imágenes podría emplearse para controlar las condiciones legales y técnicas de los vehículos en circulación. Dicho de una manera más sencilla, los radares detectan tanto la velocidad como si el vehículo cuenta con seguro y ha pasado la ITV

Así es, mientras circulamos por cualquier carretera de España, por mucho que estemos respetando el límite de velocidad puede que nos encontremos con un problema si no hemos pasado la Inspección Técnica de Vehículos o ITV. Además, también pueden controlar que tengas seguro. 

Para ello, los radares registran las matrículas de los vehículos al pasar y las cotejan con las bases de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) donde sabrán si nos hemos saltado la ITV y circulamos fuera de la legalidad. 

Ir sin un seguro también está penalizado por la ley y puede costarte hasta 2.800 euros de multa. En las carreteras españolas pueden encontrarse más de un millón de vehículos que circulan sin una póliza en regla por eso la DGT instaló esta medida de control.

Este verano se han instalado nuevos radares en toda España y se ha empezado a usar los drones de vigilancia para poner multas a los vehículos que infrinjan las normas de tráfico, aunque aún no son capaces de medir la velocidad. Las carreteras cada vez están más controladas por lo que mejor no arriesgarse y circular cumpliendo todas las normas establecidas.