Skip to main content

Los ‘radares torreta’, la pesadilla de los conductores franceses que puede llegar a España

Radares torreta

21/06/2019 - 17:04

En Francia ya se han estrenado los temibles radares torreta, y que ponen en liza la mejor tecnología para multar a aquellos que cometan infracciones.

Si estás pensando viajar por carretera a Francia este verano, debes estar atento a los nuevos radares torreta que ya están funcionando en el país vecino y que podrían darte algún disgusto si no los conoces.

Si bien hace ya unos cuantos meses que se sabe de su existencia, no ha sido hasta ahora cuando ya están presentes en multitud de puntos de las carreteras francesas. No obstante, se espera que su implantación sea gradual con una estimación de 400 radares torreta antes de que acabe el año, y 1200 de estos radares a finales de 2020, repetimos solo en las carreteras francesas.

Radares torreta

Si bien no hay noticias de que finalmente puedan llegar a España, es una posibilidad que siempre está sobre la mesa, y conocer su funcionamiento será fundamental para que el conductor no cometa ningún tipo de infracción y se lleve una buena multa.

Multas, controles, radares: estos son los cambios de la DGT para este verano

Entre las características más destacadas de los radares torreta que está funcionando en Francia son las siguientes:

  • Están colocados a una altura de 4 m, con lo que están fuera del alcance del vandalismo.
  • Cuentan con un alcance de 200 m
  • Pueden controlar el tráfico de ocho carriles al mismo tiempo
  • Son capaces de diferenciar las distintas categorías de vehículos
  • No solo pueden vigilar el exceso de velocidad, sino también vigilar el uso del cinturón de seguridad, si alguien se salta un semáforo en rojo, si hay adelantamiento por la derecha, si no se respeta la distancia de seguridad o si se hace uso del teléfono móvil al volante.

Así son los radares de tráfico indetectables de la DGT

En todo caso no todos los radares torreta van a multar, porque el 75 % son señuelos. Es decir, se estima que cada cuatro radares torreta, uno tenga la capacidad de multar, mientras que el resto únicamente están ahí a modo de señuelo. Evidentemente el radar que pueda multar siempre se irá rotando con lo que es imposible que el conductor sepa cuál funciona y cuál no.