Skip to main content

‘’Si Elon Musk se fuera de Tesla, harían muchísimo dinero'', según un equipo de ingenieros

Tesla Model 3

24/10/2018 - 17:43

Tesla es una de las compañías que más llaman la atención. Y es que, están presentes en varios estratos de la tecnología, desde el desarrollo de túneles para Hyperloop, hasta la vanguardia de los coches eléctricos y autónomos y las naves espaciales para la conquista de otros planetas. Sin embargo, por muy atractiva que suene cada nueva noticia relacionada con Tesla, según algunas corrientes de opinión, el enemigo está en casa. Y se llama Elon Musk.

Musk es uno de los empresarios más feroces de Silicon Valley, la cuna de la tecnología occidental. Era, según uno de los fundadores de Google, la persona que iba a cambiar el futuro de la humanidad, pero las últimas polémicas alrededor del magnate han empañado su imagen. Ya no es el presidente de Tesla, sus desplantes en Twitter no se pasan por alto y parece que todo se lo toma a broma.

Además, Musk ha estado este año en el ojo del huracán, sobre todo, debido a la construcción del Tesla Model 3, el Tesla ‘’barato’’ que aún no son capaces de producir en masa para cumplir los encargos y, además, los que han provocado que el propio Musk deba dormir en una de las factorías para supervisar todo el proceso.

Ahora, a Musk le llega un nuevo ‘’palito’’ por parte de Munro & Associates, una firma que se dedica a desmontar todos los coches que caen en sus manos, pieza a pieza, para realizar informes. Y, según Munro, si Elon Musk se alejara de Tesla, la compañía empezaría a hacer montañas de dinero, algo que están muy lejos de alcanzar en estos momentos.

Y es que, en una simple comparativa, Munro afirma que a Tesla le cuesta 2.000 dólares cada Model 3 vendido. Es decir, pierden 2.000 dólares por coche. Sin embargo, un BMW gana esos 2.000 dólares con cada BMW i3 vendido. Está claro que Tesla tiene un problema si pierde dinero con las ventas, y es algo que, según Munro, tiene nombre y apellidos: Elon Musk. Y es que, parece que Musk está demasiado ‘’metido’’ en el proceso de desarrollo de los coches, y sus ideas están provocando que Tesla no sea lo rentable que podría ser.

Algo que señalan los ingenieros, en un informe que recoge Bloomberg, es que tardaron unas 6.600 horas en desmontar por completo un Model 3, mucho más tiempo del que deberían si a Musk no se le hubiera metido en la cabeza liderar un sector que tiene muchos años a sus espaldas. Por ejemplo, el maletero de un Tesla está construido por varias piezas de aluminio, mientras que el resto de fabricantes utilizan una sola bañera de fibra de vidrio u otros materiales más baratos que facilitan el montaje, reducen costes y, además, reducen el peso del vehículo.

Sobre el peso del coche, Munro también afirmó que es innecesario que una estructura de aluminio innecesaria añada peso para garantizar la estabilidad del vehículo, ya que la batería ya cumple con esta función y lo único que se consigue añadiendo peso extra es aumentar el consumo. Estas ideas, además de otros procesos de construcción, son obra de Musk, que está tropezando en piedras que el resto de fabricantes ya habían salvado hace décadas.

De hecho, Munro ha afirmado que si el Tesla lo fabricaran en cualquier otro sitio, no solo tendría mejores resultados, sino que sería rentable. Como ejemplo, Munro pone a Toyota, que con 4.500 trabajadores son capaces de ensamblar 450.000 coches al año. Tesla, con 10.000, ‘’solo’’ pueden fabricar 100.000 coches. En resumen, Munro califica los Tesla Model 3 como ‘’pesados, muy caros e innecesariamente complicados de fabricar’’.

La historia de Tesla, así empezó todo

Eso sí, no todo iban a ser malas palabras, ya que Munro alaba la batería (que estima en un precio de 13.000 dólares) gracias a su autonomía y eficiencia, así como el software del coche. Y es que, alguna ventaja tenía ser una empresa de Silicon Valley, y el software del Tesla está mucho más avanzado que el del resto de coches autónomos, gracias a una serie de circuitos impresos distribuidos por el coche.

Menos mal que SpaceX sí le da alegrías a Musk, porque lo que es Tesla, pocas. Al menos este último trimestre…

Y además