Skip to main content

Qué son las ADAS y cuáles serán obligatorias en tu coche a partir de 2022 según la DGT

Bate el récord de exceso de velocidad en Cataluña… y le pillan porque lo subió a TikTok

08/04/2021 - 11:42

Los ADAS son Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción, es decir, dos elementos que muchos coches ya incluyen para la seguridad de la conducción, pero que llegarán a ser obligatorios para todos los que salgan de fábrica.

Los fabricantes de automóviles han ido aplicando elementos asistenciales para facilitar la conducción de los coches. La cámara de seguridad trasera que se activa cuando se habilita la marcha atrás es uno de ello y es difícil no echarla de menos cuando pasas de conducir un vehículo que la incluye a uno que no. 

Esa cámara forma parte de los llamados ADAS o Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción. De momento, esto complementos de asistencias son solo dos: el Asistente de Velocidad Inteligente (ASI) y la Cámara Trasera con Detección de Tráfico Cruzado

Ambos, según un estudio llevado a cabo por el Parlamento Europeo, permitirán evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos 18 años, gracias a la nueva legislación. La Unión Europea ha decidido que estos dos asistentes son indispensables en todos los vehículos. 

Por ese motivo, se ha establecido que, a partir de 2022, todos los coches nuevos adopten obligatoriamente una serie de asistentes electrónicos que aumenten la seguridad de sus ocupantes y de los otros usuarios de las vías. Esta decisión forma parte del programa “Vision Cero” con el que se pretende reducir para 2050 a cero las muertes ocurridas por accidente dentro de la Unión Europea.

Puesto que la velocidad excesiva es una de las principales causas de accidentes y cuyas consecuencias suelen ser más graves, se ha pensado en el ISA para controlar la velocidad a través de la tecnología. Se trata de un sistema que conecta el Control de Crucero Adaptativo (ACC) con el sistema de Reconocimiento de Señales por medio de un software. Esta tecnología ayuda a los conductores a respetar siempre esos límites, transmitiendo la información al conductor y limitando automáticamente la velocidad del vehículo.

Por otro lado, está la cámara que al activar la marcha atrás, los formatos más complejos asisten al aparcar mediante líneas auxiliares que marcan la trayectoria y avisan cuando el vehículo se acerca demasiado a un objeto u obstáculo. 

Todos los fabricantes estarán obligados a partir de 2022 a incluir estos elementos en un coche de nueva fabricación. Ese será el punto de partida de un programa que seguirá incorporando otros sistemas de serie en los años posteriores.