Skip to main content

Qué son exactamente los aparcamientos disuasorios y cómo utilizarlos

Aparcamiento disuasorio

Noelia López

20/09/2021 - 07:10

Te contamos qué son los aparcamientos disuasorios, cómo funcionan, dónde están y qué requisitos debes cumplir para usarlos sin pagar y/o pagando...

Los proyectos anticontaminación de ciudades como Madrid, Bilbao o Barcelona han traído consigo nuevos términos y opciones con las que todo conductor debe ir familiarizándose. 

Es el caso de los aparcamientos disuasorios, una iniciativa especialmente diseñada para quien se desplaza desde la periferia al centro de la ciudad y pensada para aumentar el uso del transporte público en lugar del coche particular.

Si recogemos la definición del Plan A de Calidad del Aire de la Comunidad de Madrid, los parkings disuasorios son "bolsas de estacionamiento situadas a la entrada de las ciudades, junto a las principales vías de acceso por carretera, cuyo uso comporta un bajo coste para el usuario y que están conectados al centro urbano a través de diferentes modos de transporte público”.

Como su nombre indica, su objetivo es disuadir a los conductores de la idea de acceder al centro de la ciudad en coche particular. 

Es por eso que siempre están (o deberían) a menos de 50 metros de un sistema de transporte público (autobús, metro o tren de cercanías). 

Los de Madrid, como ejemplo de aparcamiento disuasorio

Madrid, Barcelona o Bilbao son algunas de las ciudades españolas que apuestan por los aparcamientos disuasorios como medida para reducir el tráfico rodado en el centro de las ciudades. 

Tomamos los ya creados en la capital y los que proyecta el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, como parte de la Estrategia Madrid 360 como ejemplo, ya que el funcionamiento es muy similar en otras urbes.

En los parkings disuasorios de Madrid se puede aparcar de forma gratuita, cualquier día de la semana y en cualquier horario. Ahora bien, hay que cumplir una serie de condiciones:

  • Los usuarios que deberán combinar el uso de estos aparcamientos con la utilización del transporte público colectivo 
  • El estacionamiento debe ser por un mínimo de 5 horas y un máximo de 16 horas y, posteriormente, hacer uso del transporte público para sus desplazamientos dentro de la ciudad
  • A la hora de retirar el vehículo, el usuario debe presentar, en la Oficina de Control del aparcamiento, el ticket que recogió al acceder con su vehículo, junto con el título de transporte público colectivo que haya utilizado ese mismo día

Y si no vas a usar transporte público...

"El incumplimiento de cualquiera de estos requisitos excluirá la aplicación del régimen de uso disuasorio y supondrá la aplicación del régimen tarifario ordinario de las plazas rotacionales del aparcamiento", explican desde el ayuntamiento. 

Ahora bien, es posible estacionar el coche parking disuasorio aunque inmediatamente después no se recurra al transporte público. Eso sí, habrá que pagar por ello...

En Madrid, el consistorio ofrece a los usuarios la posibilidad de contratar bonos de diferentes precios en función del uso:

  • Hay un bono de 24 horas que cuesta 33,71 euros al mes.
  • Si solo vas a hacer uso del parking durante el día, puedes seleccionar el bono diurno (23,63 euros al mes); o el bono nocturno si estacionarás de noche (este cuesta 12 euros al mes).
  • Los bonos multidía se contratan desde 5,50 euros mensuales.
  • Y si en lugar de metro, autobús o tren de cercanías una vez dejes el coche vas a usar una bici de alquiler, debes contratar el bono BiciPARK que cuesta 15,83 euros al mes.

Este artículo fue publicado en Autobild por Noelia López.

Y además