Skip to main content

Sube el diésel: cinco formas de ahorrar combustible

Cómo ahorrar gasolina

11/07/2018 - 20:00

En contra de los que nos vendieron en sus primeros años, el diésel ha resultado ser altamente contaminante. Se anuncian nuevos impuestos que podrían subir hasta 15 céntimos el precio del litro de diesel. Para compensar esa subida, vamos a ver cinco consejos de los expertos para ahorrar combustible.

Hoy mismo, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho que "el diésel tiene los días contados". En Alemania quieren prohibirlo, y en Roma lo harán en el 2024.

Todo apunta a que subirá el precio del diésel en próximas fechas, así que es el momento de poner en práctica algunos trucos para ahorrar combustible. Por supuesto sirven tanto para los vehículos que usan diésel, como los de gasolina.

Sin prisas y sin brusquedades

Por regla general, el mayor consumo de combutible de un vehículo tiene lugar cuando se circula a gran velocidad, o cuando se realizan maniobras bruscas que fuerzan el motor: acelerones, frenazos, etc.

Una de las principales claves para ahorrar combustible, es reducir un poco la velocidad, y no forzar el coche. Del mismo modo, debemos frenar y acelerar suavemente, evitando los cambios bruscos de velocidad.

Un buen truco es aprovechar las inercias del vehículo. Si tenemos que parar ante un semáforo u otro coche que circula más despacio, en lugar de seguir acelerando y luego frenar de golpe, es mejor soltar el acelerador más pronto y aprovechar la inercia, mientras el vehículo se va parando poco a poco.

El mantenimiento es clave

Coom cualquier otra maquinaria, solo si tu coche está en perfecto estado rendirá en niveles óptimos. Si los neumáticos están gastados, no tienen la presión adecuada, el nivel de aceite del motor no es óptmo, etc., el coche consumirá más combustible.

El gasto en unos neumáticos nuevos o una puesta a punto lo compensarás con el ahorro en combustible.

Echa un vistazo a este vídeo para ver cómo se hace un mantenimiento básico del coche:

Controla las marchas

Pese a que cada vez hay más coches con cambio automático, aún existen millones que funcionan con marchas manuales. Una de las escasas complejidades que tiene conducir un vehículo, es cambiar las marchas. 

Para ahorrar combustible, las marchas tienen que entrar suavemente. Estudia la velocidad aconsejada para tu vehículo en cada marcha, e intenta respetarla. El cambio de una marcha a otra debe ser suave.

¿Por qué las motos de la Guardia Civil de Tráfico no cumplen la ley?

Intenta circular siempre en las marchas más largas, con las revoluciones lo más bajas posibles. Especialmente en ciudad.

El par motor de un coche diésel aconseja cambiar de marcha entre las 1.500 y 2.500 rpm. Esto es un referencia:

  • Tercera velocidad: A partir de 30 km/h
  • Cuarta velocidad:A partir de los 40 km/h
  • Quinta velocidad: A partir de 50 km/h
  • Sexta velocidad: A partir de los 60 km/h

Vigila la aerodinámica

Echa un vistazo a tu coche y presta atención a su aerodinámica. ¿Hay elementos que sobresalen, que rompen la línea del vehículo como espolones, elementos decorativos o portaequipajes? Intenta eliminarlo todo. Como más aerodinámico sea el vehículo, menos combustible gastará.

Cómo ahorrar gasolina

Un ejemplo que a veces no resulta obvio, son las ventanillas. En verano tendemos a circular con las ventanillas bajadas, pero a altas velocidades rompen la aerodinámica porque el aire se cuela en el interior en lugar de deslizarse por el contorno del vehículo, lo que aumenta el consumo de combustible. En este caso, es posible que ahorres más usando el aire acondicionado...

No utilices el ralentí

En atascos, pasos a nivel, semáforos largos, u otros lugares en donde tengas que estar parado bastante tiempo, apaga el motor. Cuando estás parado pero con el motor encendido, se consume casi un litro de gasolina a la hora.