Skip to main content

Por qué está subiendo tanto el precio de la gasolina: los 3 motivos

Las 10 gasolineras donde la gasolina cuesta menos de un euro

Noelia López

15/02/2022 - 07:10

Que el precio de la gasolina 'está por las nubes' es algo evidente, pero hoy no nos preguntamos por el cuánto, sino por el por qué de este encarecimiento.

Que los carburantes están por las nubes es algo de lo que todos los conductores se han percatado. No hay que ser muy habilidoso en matemáticas para apreciar un encarecimiento que hace que llenar hoy el depósito cueste, de media, 15 euros más que hace un año. Por eso ahora la pregunta no es tanto el cuánto sino el por qué está subiendo tanto el precio de la gasolina.

El precio de la gasolina alcanza ya los 1,538 euros/litro. Eso significa que llenar un depósito de gasolina cuesta hoy de media 76,90 euros, mientras que hace solo un año apenas  suponía 61 euros. El precio del diésel, por su parte, también está acercándose a su récord histórico, pues sube a los 1,422 euros/litro.

Tres son las razones que, según los expertos, explican este encarecimiento: precio del petróleo, aumento de la demanda e impuestos. Los vemos con más detalle.

móviles compactos

Los mejores móviles compactos que puedes comprar en 2022

El precio del petróleo

El precio de la gasolina escala sin parar en todos los países de la Unión Europea (UE). Esto es, en primer lugar, consecuencia del encarecimiento del barril de petróleo Brent, el valor de referencia en Europa, así como el aumento de la demanda de carburantes provocado por la mayor movilidad registrada en los últimos meses.

En este sentido, durante la última semana de enero el valor del crudo del mar del Norte superó los 90 dólares por barril por primera vez desde octubre de 2014, un precio elevado motivado por las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y el este de Europa y el bajo nivel de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios (OPEP+).

Aumento de la demanda

La pandemia produjo un parón de la movilidad en todo el mundo durante el pasado año. Esto hizo que la demanda de petróleo para automoción descendiera drásticamente y que los productores de crudo decidiera reducir la producción para ajustarla a la nueva situación.

El verano de 2021 representó la vuelta a la normalidad (o casi) en lo que movilidad se refiere. Con esto, la demanda de petróleo aumento pero no lo hizo la producción. A pesar de que os países de la OPEP han decidido continuar con el mismo número de barriles diarios en oferta pese a que haya subido la demanda. 

Los expertos calculan que un progresivo aumento de la demanda a medida que los países empiecen a retirar las restricciones de movilidad, sumado a la escasa oferta de petróleo por parte de los grandes territorios exportadores podría empujar el precio del barril de crudo Brent por encima de los 100 dólares. 

Impuestos 

Ahora bien, el precio del crudo solo representa el 40% del coste del litro de gasolina. Otra parte importante depende los impuestos que gravan este producto.

De todos es sabido que hace tiempo que el Gobierno intenta aprobar una subida del impuesto al diésel

Con todo y con esto, no nos podemos quejar ya que España tiene los impuestos a los carburantes más bajos de Europa. La fiscalización sobre los combustibles es mucho mayor, por ejemplo, en Reino Unido, Alemania, Suecia, Holanda o Luxemburgo donde el importe de impuestos se mueve en el 60% del precio por litro de gasolina en un surtidor. 

Este artículo fue publicado en Autobild por Noelia López.

Y además