Skip to main content

Tata cancela la venta del coche más barato del mundo

Tata Nano

23/07/2018 - 11:36

El automóvil Nano de la marca india Tata Motors se presentó en 2008 con la intención de revolucionar el mercado automovilístico por su bajo precio. Diez años después, la empresa solo ha fabricado uno de estos vehículos en todo el mes de junio de 2018. El año anterior, ese mismo mes, el número de fabricación fue de 275. 

Esta situación ha llevado a la compañía a pasar página con el que en su día presumió de llegar al mercado como el coche más barato del mundo. A pesar de ello, desde Tata parecen seguir teniendo esperanza en este vehículo: "puede necesitar nuevas inversiones para sobrevivir", ha explicado un portavoz de la compañía a The Economic Times al ser preguntado al respecto. 

Inversiones que deberían ir destinadas a mejorar el funcionamiento y seguridad del modelo que desde sus inicios se hizo más famoso por los fallos y accidentes que por su bajo precio que era menor a los 3.000 euros. A Europa jamas llegó debido a sus bajos niveles de seguridad. Por internet circulan imágenes de este pequeño coche convertido en una bola de fuego por las calles de la India, poniendo la vida de más de un conductor en riesgo al estar el motor detrás, lo que hacía que tardarán más de lo normal en percatarse del incidente. 

Estas son las marcas de coches más (y menos) fiables

El Tata Nano tenía un pequeño motor de 2 cilindros y 625 cc con 37CV de potencia. Las versiones más potentes contaban con aire acondicionado, airbags, radio, elevalunas eléctrico y dirección asistida, sin embargo, hace 4 años no consiguió ninguna estrella en las pruebas de choque de Global NCAP, destrozando los dos muñecos que había dentro del vehículo

La falta de producción contrasta con el crecimiento de la industria automovilística del país asiático. Maruti Suzuki India, por ejemplo, ha registrado un crecimiento superior al 40%

A simple vista se podría decir que la creciente clase media de India preferiría ahorrar para adquirir vehículos más potentes, sin embargo, la venta de cuatriciclos también está aumentando lo que deja claro que el problema sustancial del Nano ha sido centrarse en un bajo precio sin tener en cuenta la calidad. 

Antes de despedir de manera definitiva al Nano se barajan algunas ideas para recuperarlo como la de convertirlo en una flota de vehículos eléctricos, lo que para muchos sería otro error puesto que la tecnología y adaptación del país aún es temprana.