Skip to main content

Tesla ha cambiado su sede de California a Texas

Elon Musk

Depositphotos

Miguel Ángel Moreno

15/10/2021 - 07:35

Tesla trasladará su sede principal de California a Texas, según anunció Elon Musk en la convención anual de accionistas. La compañía de coches eléctricos mantendrá su fábrica californiana de Fremont, que pretende ampliar en un 50%. La escasez de chips y los problemas en la cadena de suministro son los principales retos de la compañía de Musk, que prevé que los problemas logísticos duren hasta 2023.

Tesla trasladará su sede central de California a Austin (Texas). Lo anunció su fundador, Elon Musk, durante la reunión anual de accionistas que tuvo lugar este jueves, en la que hizo balance tras un trimestre en el que volvió a batir récord de entrega de vehículos: 241.300 entre julio y septiembre. 

Su motivo es particular: la compañía está comprobando que en la costa californiana la vivienda es muy cara y sus empleados tienen que irse a vivir muy lejos.

Además, la compañía puso una fábrica en los alrededores de Austin en 2020, y el propio Musk ha trasladado su residencia y su fundación a este estado.

El multimillonario aclaró que la compañía no deja California, ya que por ejemplo su factoría de Fremont va a seguir creciendo y pretenden ampliarla en un 50%.

"Para ser claro, continuaremos ampliando nuestras actividades en California. No se trata de que Tesla se marche de California", confirmó Musk.

Chips y logística, las amenazas para Tesla

Musk ha reiterado en varias ocasiones durante los últimos meses su preocupación por la escasez global de semiconductores, un elemento cada vez más importante para el sector automovilístico por el incremento de controles electrónicos y funcionalidades inteligentes que llevan los vehículos, hasta el punto de llegar a pedir a sus empleados que trabajaran más para paliar este problema.

Este jueves, el multimillonario reiteró que los chips es uno de sus mayores problemas, pero le añadió otro término muy similar en inglés, ship (barco) en referencia a los problemas de transporte provocados las dificultades de las cadenas de suministro logístico.

"Uno de los mayores retos que tuvimos en el tercer trimestre es conseguir suficientes barcos, hay una gran escasez", reconoció Musk, que admitió que estos problemas podrían llevarle a aumentar precios.

"La cantidad de dinero que estamos gastando en enviar componentes por avión no es buena", añadió Musk, que pronosticó unos 12 meses más de problemas en la cadena de suministro, que no se recuperará hasta 2023.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Miguel Ángel Moreno.

Y además