Skip to main content

Todos los Bugatti Divo ya se han entregado a sus propietarios

Bugatti Divo unidad 40 de 40
Bugatti

Sergio Ríos

30/07/2021 - 21:35

La unidad 40 del Bugatti Divo, la última de este hiperdeportivo, ya ha sido entregada a su propietario. Su dueño lo compró en 2018, antes de que fuese presentado.

El último de las 40 unidades fabricadas del Bugatti Divo acaba de ser entregado a su dueño, quien ya lo compró antes de que se presentase al público en el Concours d’Elegance de Pebble Beach en 2018. Lo mismo sucedió con los otros 39.

La espera ha sido larga para este propietario, que ya puede contar con este impresionante modelo en su garaje. Bugatti ha mostrado algunas imágenes de esta unidad en concreto, cuyo valor supera los 5 millones de euros, para que podamos admirar su configuración.

El exterior ha sido pintado en un color azul que realza las líneas del coche y se trata del mismo que se utilizó en el EB110 LM, el último coche oficial de Le Mans de esta firma. Por otro lado, vemos otro tono de azul en zonas como la parte inferior, con componentes de fibra de carbono que aparecen en un tono más oscuro de este color. Asimismo, tras las ruedas delanteras -de color oro, al igual que en el EB110 de competición- vemos la bandera francesa como elemento decorativo. Por otra parte, el interior también presenta una gran presencia del color azul en zonas como el salpicadero, el volante o los asientos.

En conjunto, este Bugatti Divo atraerá muchas miradas por su configuración y por sus propias características. No es un modelo común en absoluto y se trata de uno de los hiperdeportivos más rápidos del mundo. Con un W16 de 8 litros que rinde la friolera de 1500 CV bajo el capó y una velocidad máxima limitada a 380 km/h, será más que capaz de levantar el asfalto allá donde vaya -siempre que no quede recluido en un garaje de por vida, claro está-. Sin lugar a dudas, un coche que se sitúa en otra liga y con el que nosotros, simples mortales, solo podremos soñar. 

Este artículo fue publicado en Top Gear por Sergio Ríos.

Y además