Skip to main content

Toyota ha diseñado un vehículo para el próximo viaje a la Luna

toyota space mobility concept

13/03/2019 - 10:29

Ya son 47 años desde que viajamos a la Luna por última vez. Desde entonces, se ha pasado por distintas épocas, unas veces se olvidó la idea de otro viaje, en otras han surgido planes que se han desechado y durante años las teorías y conspiraciones sobre el tema han sido frecuentes. Ahora, estamos en una cuenta atrás para que en 2029 vuelvan a ir astronautas. Esta vez japoneses.

Hace dos años, la Agencia Aeroespacial de Japón (JAXA) anunció su intención de mandar una nave para explorar y experimentar en nuestro satélite. Pocos fueron los países que se apuntaron, pero en Japón no han desechado la idea y han llegado a un acuerdo con Toyota para que fabrique un vehículo de exploración lunar con todos los avances del presentes.

Es una apuesta arriesgada, pero son numerosas las empresas que quieren viajar a La Luna por ser un gran oportunidad para trabajar en nuevas patentes, además de ofrecer una publicidad muy valiosa y duradera.

Japón quiere volver a la Luna

Han pasado diez años desde que la sonda SELENE se averió y puso fin al último contacto de Japón con la Luna. Desde entonces, los planes para volver a enviar astronautas han surgido en algunos países y en Japón no han olvidado la idea: están trabajando en una serie de objetivos a largo plazo.

China muestra una semilla de algodón germinada en la Luna

El primer paso será el envío de la sonda SLIM (Smart Lander for Investigating Moon), un modesto aparato que se lanzará en 2021 con la idea de ser el tercer país en tener una sonda en la Luna, tras China e India. La gran novedad de este envío es que servirá para probar el aterrizaje horizontal distinto al vertical que se ha utilizado hasta ahora. 

No hay que olvidar que uno de los principales motivos que le empujan a esta carrera espacial es la competición que tiene desde hace años con China, país de estrechas relaciones con Rusia y que quiere adelantar tecnológicamente a su vecino. Por lo tanto, el siguiente paso era el lógico y ambos países trabajan en proyectos para llevar a sus ciudadanos a la Luna.

JAXA, la agencia japonesa, lleva varios años de frenética actividad. Además de planificar esta misión de envío de astronautas, también ha mejorado el conocimiento que se tiene sobre la superficie gracias a espectaculares fotografías de la Luna y enviará en 2025 vuelos tripulados que realizarán viajes alrededor de nuestro satélite.

Además de los planes oficiales, parece que también se ha despertado la fiebre por la exploración espacial entre los ciudadanos y el multimillonario Yusaku Maezawa viajará a la Luna en el proyecto estadounidense Space X.

Toyota revolucionará la exploración lunar

Cuando imaginamos un vehículo en la Luna pensamos en los antiguos Land Rover de conducción por el desierto. Sin embargo, el vehículo que ha planeado construir Toyota no tiene nada que ver con esa idea. Space Mobility concept es una fuerte armadura con forma de gran furgoneta de seis ruedas y seis metros de ancho por cinco de largo. Un vehículo que puede transportar dos personas en la parte delantera y mucho material de transporte en la trasera.

toyota luna panel solar

Pero no es solo una furgoneta, la parte trasera puede transformarse en un lugar de residencia. Son 13 metros cúbicos en los que, según han anunciado, podrían vivir hasta casi un mes al estar presurizada, al igual que la cabina. Esto daría mucha más autonomía de movimiento a los astronautas, que no se verían restringidos a andar alrededor de la nave, como ha pasado en los viajes anteriores. Toyota anuncia hasta 10.000 kilómetros de autonomía, lo que superaría cualquier limitación anterior.

¿Qué pasaría si no hubiera Luna?

En cuanto a la energía necesaria, el vehículo contará con motor eléctrico y unas pilas que se cargarán mediante paneles solares que se desplegarán a ambos lados del vehículo cuando sea necesario.

Aunque pueda parecer una utopía, la realidad es que casi toda la tecnología necesaria para construir este modelo ya funciona hoy día. Hay que ajustar el diseño para que el vehículo pueda circular por la Luna, pero no contiene elementos revolucionarios, solo adaptarán tecnología que ya está en uso. Esperemos que en menos de diez años lo veamos circular por la Luna.

Ver ahora: