Skip to main content

Toyota utiliza imágenes satelitales para mejorar la conducción autónoma

Project Kuiper
user

19/03/2020 - 19:30

Hace ya más de dos décadas Toyota se adelantó a todo el mundo con la llegada de los coches híbridos. Y la compañía japonesa parece dispuesta a repetir la machada y ser pionera en una de las tecnologías del futuro: la conducción autónoma y sus niveles. Los mapas de conducción autónoma Toyota ya son una realidad, y llegan con una precisión increíble y con alta definición. ¿Cómo lo han hecho en la firma nipona? Pues gracias a la información brindada por los satélites, que son los encargados de enviarle las imágenes al vehículo.

Así son los mapas para la conducción autónoma de Toyota

Los investigadores de la marca, y más concretamente de su Instituto de Investigación de Desarrollo Avanzado (también conocido como TRI-AD por los amigos y familiares), han sido los encargados de desarrollar los mapas en HD de Toyota para la conducción autónoma. Esta división se encarga de todo lo relacionado con la conducción autónoma, y estos mapas que han creado son tremendos.

Para hacerlo han utilizado los datos de cámaras montadas en coches que ya existen y en imágenes que les han llegado vía satélite. Según Toyota, su precisión es de 50 cm, con lo que cumplirían todos los estándares requeridos por la normativa relativa a los coches autónomos. Además, también han creado un método para transferir los datos del mapa a plataformas en la nube creadas por empresas de navegación.

Entre otras, TomTom y HERE están en el ajo. De esta forma, los datos se pueden verificar y corregir en tiempo real si fuese necesario. Para probar esta tecnología de mapas de conducción autónoma de Toyota, la marca crearon mapas de varias zonas de Tokio con una precisión de 25 cm, así como de otras seis ciudades del mundo. Según Toyota, todos funcionaron bien.

Las imágenes para crear estos mapas de conducción autónoma fueron suministradas por Maxar Technologies, mientras que la información obtenida de las cámaras del coche vino de una empresa llamada Carmera, la cual utiliza dashcams para crear mapas con un alto nivel de detalle. Estas cámaras se usan para identificar marcas de carriles, luces, señales de tráfico...

Por el momento todo esto son prototipos y pruebas, pero si resulta viable puede acelerar la llegada de la conducción autónoma, y también su coste. De hecho, ya se está hablando de un Toyota autónomo para finales de este mismo año.

Este artículo fue publicado en Top Gear por Víctor Delgado.