Skip to main content

Este tractor autónomo off-road está preparado para cualquier terreno

Tractor autónomo Kubota

Kubota

02/02/2020 - 08:37

El fabricante japonés de vehículos agrícolas Kubota ha presentado su concepto de tractor autónomo off-road en una exhibición en Kioto (Japón). Y es realmente espectacular.

Kubota explica en la nota de prensa que en Japón los campesinos están envejeciendo y no son reemplazados por jóvenes agricultores, que prefieren la ciudad. Al mismo tiempo la demanda de comida sigue creciendo, así que los trabajadores del campo no pueden cubrir todo el trabajo. Por eso los tractores autónomos tendrán un papel importante en el campo japonés las próximas décadas.

El tractor autónomo de Kubota se llama X-Tractor, y ha sido creado para conmemorar el 130 aniversario de la compañía, así como el 50 aniversario de la presentación de primer dream tractor, presentado en 1970. Puedes verlo en la siguiente fotografía. No se parece mucho al modelo de 2020... 

Tractor autónomo Kubota

Kubota

La característica más llamativa del X-Tractor es que las ruedas han sido sustituidas por cintas de oruga, como las que llevan las excavadoras o los tanques. Esto consigue que estemos ante el primer tractor autónomo off-road del mundo, capaz de trabajar en el suelo embarrado o arenoso, y además puede moverse por terreno agreste o montañoso.

No existe un único motor, sino que cada rueda lleva su propio motor en su interior, que la mueve de forma independiente. Esto permite realizar varios tipos de giros y curvas, en función de cómo esté orientada cada oruga.

Se trata de un tractor 100% eléctrico. Puesto que este tipo de vehículos consume bastante energía, utilizará baterías combinadas con paneles solares.

Otra novedad es que la cabina del tractor puede subir o bajar cuando sea necesario. Por ejemplo, si está trabajando en un campo de trigo para pasar por encima de las plantas, y no dañarlas.

El objetivo de Kubota es que este tractor sea completamente autónomo, incluso a la hora de decidir cuándo y cómo tiene que trabajar. Una inteligencia artificial estudiará los análisis climáticos para saber si va a llover a hace demasiado frío o calor, y medirá la altura de las plantas para analizar el crecimiento. Con estos datos decidirá el tipo de tarea que tiene que llevar a cabo.